¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

27 de junio de 2011

¿Qué hacen? Mirarte.

Me palpita el corazón a mil por hora solo de pensar, puede que parezca ilógico, incluso irracional, sé que mejor que nadie que tengo que enfrentarme a ello, pero no puedo. 

Llevo toda la noche sin dormir, pensando en lo que ocurrirá mañana, y no es el miedo al dolor, ni siquiera es el miedo a desmayarme,  si lloraré o no después de que ocurra, ni tampoco el modo en que me mirarán,… Y estoy segura de que me mirarán, porque miles de personas pasan al día por ello, pero yo, no puedo. Lo sé, lo acepto, pero… Tal vez no se cambiarlo, o no se pueda, he leído mucho sobre ello, traumas de la infancia, experiencias traumáticas... Puede, es cierto, pero, ¿Eso como se cambia? 

Ya estoy allí, amaneció, he de enfrentarme a ello, y espero la fila que me llevará hasta eso, estoy enfrentándome a ello, aunque mire la puerta por la que puedo salir corriendo en cualquier momento. 

Correr, eso es lo único que pasa por mi cabeza, pero, ¿Cómo hacerlo? Me estoy ahogando.

Es un sentimiento horrible, saber que estoy mal, pero estaré peor aun cuando ocurra, y todos me miraran y tendrán lastima porque no comprenden porque lo hago.

Algunos incluso se reirán, no es para tanto, dirán otros. ¿Pero que saben ellos? ¿Alguna vez han sentido tanto miedo a algo que su corazón parecía que se iba a paralizar en cualquier momento, aun cuando notaban que la sangre bombeaba con más y más fuerza por sus arterias? 

Y sabes lo que producirá eso, inspira, suelta el aire despacio, te dicen las enfermeras, como si pudieras siquiera en pensar en ello.

Quiero salir corriendo, ¿Por qué no responden mis piernas? Tranquilízate, me digo a mí misma, no es para tanto, pero sí lo es, y lo sé. Eso de que el dolor es menos cuando no piensas en ello es mentira, el que lo dijo lo sabía, y yo lo sé en el momento en que estoy tumbada allí sabiendo que no duele, pero sin poder controlar el temblor de mis piernas, la sequedad de mi boca, el latido de mi corazón, mis pulmones se contraen, sé que me no puedo controlarlo más... Mis ojos se nublan, veo todo negro.

Y de repente, estoy en las nubes, en un lugar lleno de paz, donde nadie te hace daño, donde eres feliz, y notas como quieren que regreses, pero ¿Por qué? Estoy bien aquí, déjame un poco más, pienso para mí.
Abres los ojos, una lámpara cegadora sobre ellos, un hombre con mascarilla y bata blanca, esta vez, si que paso algo, pienso para mí, si no, ¿Por qué tanta alarma?

Comienzo a llorar, tengo miedo, no fui capaz de controlarlo y todo fue a más. Me dejan sola, apagan la luz, y deciden que necesito tiempo para relajarme, me tapo los ojos con el brazo, deseosa de que todo sea un sueño, pero no lo es, es muy real...

Lo peor de todo, es que ya lo habías avisado, dijiste que tenías una fobia, que perdías el control, que perdías el conocimiento y tardabas mucho rato en recuperarlo, y ¿Qué hicieron?
Te miraron, como hace la mayoría de la gente cuando dices que tienes una fobia, que te hace diferente a los demás. 

Esta historia puede ser la de cualquier persona que tiene una fobia. Sinceramente, espero que no te hayas sentido identificado/a.

6 comentarios:

Ricard dijo...

Hola Tamara,
Todos tenemos miedos, fovias y cosas que nos llevan a la desesperacion perdiendo el control de nuestros actos.
Muchas personas, por suerte no han experimentado esas fovias, pero no significa que no las tengan.
Yo pierdo el control cuando veo una cucaracha. Empiezo a saltar y se me pone el pelo de punta. No lo puedo controlar. Es superior a mi.
Un abrazo, guapa.
Ricard

Tamara dijo...

Ricard, si, supongo que todo el mundo los tiene, pero no todo el mundo debe enfrentarse a ellos, al menos no parece ser así, porque no comprenden lo que ocurre.
Nunca hubiera creído lo de las cucarachas, pero es que son realmente asquerosas... Lo mío es a las agujas.

Un beso.

Humberto Dib dijo...

Tamara, por suerte no me sentí identificado, tengo rechazo por varias cosas, pero nada que llegué a producirme fobia. A las que conozco muy bien por mi profesión "oficial".
Un beso enorme.
Humberto.

Tamara dijo...

Humberto, me alegro de que no tengas fobia por nada, ya que es horrible pasar por ello.

Un beso.

sabores compartidos dijo...

Hola, puea claro que todos tenemos o hemos tenido alguna fobia. Veras jajaja yo trabajé hace años de celador en un gran hospital, y cuando ibamos a ayudar a los enfermos con los cambios posturales, llegaba una enfermera para ponerlos una inyección, jajaja sabes que? mi compañero terminaba solo y yo en el pasillo con un dolor en semejante parte como si me hubieran pinchado a mi, ejejjeje. Menudo cachondeo se traían, pero bueno eso fuen en el pasado ya se curó, esto es veridico, eh. La verdad es que cuando uno tiene fobias de cualquier tipo, no hay que reirse de él o tomarlo a broma, se pasa fatal, te falta el aire, se te acelera el corazón, te quedas agarrotado.... es un mal rollo, pero como todo en la vida tiene solución, solo hay que buscarla.
un beso y siento no poder contestarte más a menudo pero esta y la pasada semana tenemos unos horarios un tanto extraños, en cuanto se normalice aqui estaremos al pie del cañon

Tamara dijo...

No te preocupes por no escribir, la semana que viene seré yo la que no le dedique mucho tiempo a esto, porque trabajo por la mañana y cuando salgo tengo curso intensivo de las oposiciones.
Gracias por contar la experiencia, al menos sé que no soy la única que tiene fobia a las agujas... Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...