Isemay- Parte 10.2 VIVO

Cuando oyeron acercarse los pasos por el pasillo y el fru-fru de las capas al arrastrarse por el suelo, se colocaron en posición. Uwuain permaneció tendido en el suelo, mientras que Osmar se colocó de nuevo como si estuviera atado, los grilletes estaban aflojados esta vez. Los hombres, abrieron la puerta que chirrió sobre sus bornes, y la luz volvió a inundar la estancia, para sorpresa de ambos hombres, Isemay iba detrás de ellos, con la cabeza baja, y una capa luciendo los colores de Wilde.
-                            Os traemos la comida- habló uno de los hombres- despiértale- indicó a su compañero que se agachó contra Uwuain.
Isemay seguía con la cabeza baja, y una capa ocultaba sus manos, no levantó la vista para mirar a ninguno de los dos prisioneros, pero se veía como una lágrima caía por sus mejillas sonrosadas, y brillaba con la luz de la antorcha que portaba el carcelero.
-                            ¿Estas bien?- la preguntó Osmar- ¿Te ha hecho daño?
De repente, algo le llamó la atención al mirarla, bajo la capa de ella vio algo metálico asomar, y frunció el ceño, pensaba sacarlos de allí, después de todo, no se había dado por vencida, aunque parecía bastante sumisa. Había llegado el momento, y Osmar lo sabía, pues Uwuain a penas movió el pie, pero algo les paralizó, varios pasos se acercaban por el pasillo. Wilde volvía a asegurarse de que su futura esposa, comprobaba que su hermano estaba vivo.
-                            ¿Encontraste lo que buscabas, mi amor?- se acercó a ella y la tomó de la cintura, Osmar le miró con rabia al ver que la besaba en la mejilla y ella no se quejaba.
-                            No se ha despertado- habló la joven con la cabeza baja.
-                            Maldita sea, despiértale- se volvió de nuevo el carcelero hasta el segundo hombre que comenzó a agacharse junto a Uwuain.
-                            Y tu no me mires así- se adelantó Wilde un paso dejando a Isemay a su espalda- ella va a liberarte de un matrimonio que no querías y de una condena bajo mis torturas, no te quejaras, te estoy haciendo un favor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor