¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

18 de septiembre de 2011

Hasta ese momento, no sentía nada... (PARTE 6)

Voy a intentar agilizar un poco, que veo que tenéis ganas de saber el final, aunque no hubiera un comieron perdices...

...

Por fín vi acercarse a mi padre, me abrazó, y yo le miré, sabía que estaba bien, nada le había pasado. No me dijo nada, y yo pensé que no tenía palabras para decirme que me estaba pasando.

Cuando mi madre llegó hasta mi lado, a mí me parecieron siglos, ella se acercó, apartó a mi padre, y me miró, yo comencé a llorar de nuevo, o ni siquiera recuerdo haber parado de llorar. 

De repente, volvió el dolor, ni siquiera me había dado cuenta de que lo que me ocurría es que hasta ese momento, no sentía nada, era como si mi cuerpo se hubiera quedado dormido.

Me separé de ella, y el dolor no cesaba, no sabía que me pasaba, la grite, mis piernas, mamá, mis piernas, ella me miraba extrañada, me quiso levantar el pantalón para vérmelas, pero yo no quería que nadie me tocara, recuerdo su cara, sus manos intentando tranquilizarme, diciéndome que la dejara, y también me recuerdo a mí, separándola y diciéndola que no mirara. Si me pasaba algo en las piernas, no era en ese preciso momento cuando quería saberlo, sabía que sería cuando llegara la ambulancia, pero, tenía que hacerme a la idea.

Continuará.

Entiendo la preocupación de los de mi alrededor cuando vieron que yo no dejaba de sujetarme las piernas y gritar, pero, el médico de la ambulancia me dijo, que no tenían que levantarme el pantalón "SI TE QUEMAS CON EL SUELO, EL PANTALÓN SE QUEDARÁ PEGADO, POR LO QUE NO HAY QUE TOCAR LA ROPA"

6 comentarios:

Pilar dijo...

No corras, el ritmo de la narración es el preciso.

Un abrazo

Tamara dijo...

Gracias Pilar. Un beso.

orthos62 dijo...

Cada vez estoy más ansioso de que llegue el desenlace.Me está gustando mucho como lo estas contando, a pesa del dolor que hayas podido sufrir. Todos estos consejos nos vendran muy bien a todos.
un beso y que tengas una buena semana.

Tamara dijo...

Gracias Orthos por tus palabras jejeje, y por seguir a la espera del desenlace.

Eso espero, que los consejos sirvan, nunca sabes si puedes ser tu el del accidente, o si vivirás uno que tenga otra persona, recordar estas cosas puede ser útil.

Un beso y buena semana para ti también.

^^EldanY^ dijo...

A mi me gustaría siguiese más pero tanto dolor....
Que la rematen yaaaaaaa. No puedo verla sufrir. Dios mío......

Joer, qué loco estoy.

Sigue profe, me tienes loquito por ver que no fue nada grave.

Sorry por el lapsus anterior.............

Tamara dijo...

Jajaja, Daniel, hubiera estado gracioso, que llegue la ambulancia y encima me remate jajaja, como los cómic... Prefería sufrir, y soy una valiente, que lo hice sin calmantes, bueno, sin calmantes pinchados :D (Alguien tiene que decírmelo jajaja)

¿Y si fue algo grave? Bueno, dependiendo de a lo que se llame grave, para mí no lo fue, en verdad, ahora no lo es, en aquel momento, me pareció un mundo.

Besos, locuelo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...