¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

10 de septiembre de 2011

Isemay- Parte 14.8 VIVO

            La hora de la cena llego pronto, fue su hermano el que tocó a su puerta, había decidido que llevaba demasiado tiempo en la cama, y quería respirar el aire fresco, al menos esa noche, que el viento no soplaba con mucha fuerza. Isemay abrió la puerta con descuido, creyendo que se trataba de Doña Encarna. Su hermano la miró sorprendido y sonrió al verla con su nuevo vestido. Después se mantuvo en el umbral mientras la observaba volver junto al tocador y mirarse en el espejo.
Estaba tan orgulloso de ella, pensar que había vivido separada de su familia y sola en un lugar que no conocía, estudiando para convertirse en una buena esposa y en una dama respetable, y que todo ello lo había conseguido sola y sin ayuda de nadie.
Pero, junto al orgullo se mezclaba una sensación de pérdida, ella llevaba años sin necesitarle, era probable que ahora, ya no le necesitara nunca más, pero él la había echado tanto de menos, sentía tantas ganas de abrazarla y protegerla del mundo como había hecho cuando era pequeña.
-                            Enseguida estoy preparada- dijo mientras se volvía hacia el espejo y se terminaba de desenredar los cabellos- Me siento libre cuando me suelto el pelo- sonrió.
-                            ¿Por qué no lo haces más a menudo?- le habló la voz de su hermano.
-                            Uwuain- se volvió rápidamente ella, y se levantó para acercarse a él- siéntate, no deberías estar en pie- le acompañó hasta la cama.
-                            Creí que el viaje hasta tu cuarto sería más fatigoso, pero suponía que echabas de menos un caballero que te acompañara a la mesa.
-                            Pues no serás tú, al menos no esta noche- le sonrió ella.
-                            ¿Acaso un Lord vendrá a buscarte?- bromeó su hermano.
-                            No, no lo hará- dijo regresando al tocador- Osmar y yo, no estamos comportándonos como un matrimonio si eso te preocupa- le miró de reojo para ver su reacción.
-                            Se que Osmar es un caballero, jamás te forzaría, y esta claro que tu no deseas reiniciar vuestro matrimonio.
-                            Han pasado muchas cosas, solo deseo volver a casa.
-                            Sabell es tu hogar, siempre lo será, pero eres Lady Halk, no puedes permanecer conmigo toda la vida.
-                            He estado pensando en volver a pedir la anulación, está vez yo seré quien lo haga.
-                            Si no se la concedieron a él, no te la concederán a ti, y esta vez, no pienso interceder a favor de ninguno de los dos.
-                            ¿Cómo dices?- se volvió su hermana para mirarle- ¿Pensé que querías que volviera a casa?- sus ojos se entristecieron.
-                            Por supuesto que lo deseo, pero lo harás como Lady Halk, los dos sabemos que siempre lo has amado, y creo que es hora de que empieces a ocupar tu papel como su mujer.
-                            Pero no lo soy- se quejó ella- y no deseo estar en Halk.
-                            Esta vez no pienso interceder- se levantó de la cama de su hermana- Creo que volveré a mi camarote, estoy agotado.
-                            Uwuain, deseo volver a Sabell- se levantó también ella para enfrentarlo.
-                            Las puertas de nuestro hogar siempre estarán abiertas para ti, pero no del modo en que deseas. Yo mismo le confesé a Osmar que te habría entregado a él en matrimonio cuando crecieras.
-                            ¿Y porque ibas a hacer tal cosa? Has odiado cada minuto de mi existencia como Lady Halk.
-                            No, yo solo me oponía a que te casaras tan joven, pero ya has crecido, y él es tu marido.
-                            ¿Me vas a obligar a ir con él? ¿Vas a abandonarme?
-                            Jamás lo he hecho, pero no voy a meterme por medio, Isemay eres mi hermana- se acercó para secarla la mejilla por donde rodaba una lágrima- pero Osmar es mi amigo, y tu eres su esposa, no puedo oponerme a vuestra unión y tampoco lo deseo, sé que él puede hacerte feliz.
-                            Jamás os han importado mis sentimientos- arremetió contra su hermano enfurecida- Siempre habéis sido tu y él, podía haber sido feliz junto a mi esposo si no te hubieras opuesto tanto, pero ya no, he vivido alejada de mi hogar muchos años, sino deseas que vuelva a Sabell no lo haré, pero voy a buscar el favor del rey.
-                            No deseo que vivas en la corte, pero si el rey te concede lo que pides, no voy a oponerme, solo piénsalo, en Halk estarías cerca de tu familia, y podrías crear una propia. Quiero sobrinos a los que mimar y cuidar.
-                            Entonces ten a los niños tu mismo, porque no pienso cooperar en eso- se dio la vuelta para dejar de mirarle- adiós hermano.
-                            Isemay no quiero que entre nosotros todo termine así, lo hago por ti- comenzó a acercarse.
-                            Adiós hermano- volvió a repetir ella.
Esta vez, Uwuain abandonó su habitación, sería mejor dejar que se calmara, ella podía estar pensando que él no la quería en Sabell, pero no era cierto, había pensado mucho en el asunto, además de lo que Osmar le había contado sobre el propio rey, y la condición de que debía hacerse válido ese matrimonio, también estaba el hecho de que en Sabell ya la habían raptado una vez y podrían volver a hacerlo, Osmar la protegería mejor. Y si ella vivía en Halk, todos pensarían que ese matrimonio era válido. Deseaba con todas sus fuerzas que el rey no le concediera el honor de ir a la corte.

2 comentarios:

^^EldanY^ dijo...

Vaya, la chica está decidida al divorcio sí o sí...
A ver qué tiene preparado Osmar porque lo veo un poco flojo y perdido últimamente y camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.

Ya veremos profe, este Osmar puede tener algún don oculto, ya veremos.....

Tamara dijo...

Mmmm, siempre tenéis un arma secreta, así que, Osmar no será menos.
Pero tienes razón, él se ha dormido durante mucho tiempo, a lo mejor, ya es demasiado tarde.

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...