¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

27 de septiembre de 2011

La domadora de Dragones.

Os voy a ir dejando, algunos de los regalitos que me han hecho para mi cumpleaños, y para comenzar, ya que su autor me ha dado permiso de traerlo hasta mi blog, os dejo, un relato, que me hizo Daniel, aunque le conoceréis más por su blog, EldanYdalmaden, blog que recomiendo que visitéis. podéis encontrar el link, en el lado izquierdo de mi blog, o pinchando en la imagen para ir a un mundo lleno de dragrones, hadas, duendes, guerreras, elfos, etc.
Estará encantado de recibiros, no dudéis en visitarle, y desde aquí, y de nuevo, muchas gracias por el relato.


Tamara, la domadora de Dragones.



"El tiempo de los dragones se estaba terminando.

Ya no estaba de moda soñar con dragones, ahora la gente soñaba con riquezas, con trabajos muy bien pagados, con el futuro, ya nadie se acordaba del pasado.

Bueno, casi nadie.

En un pequeño planeta, alguien aún soñaba con dragones.

Era la pequeña princesa Tamara, princesa porque así la llamaba su padre y la verdad es que era la princesa de su casa.

La alegría del hogar. 
Tamara era profesora en un colegio especial, como era tan soñadora, la habían destinado a un centro para chicos, digamos díscolos.

Lo que no sabía la princesita Tamara es que una fuerza oscura trataba por todos los medios que la chica no triunfase, que fuese infeliz.

Sus motivos tendría la fuerza o fuerzas oscuras.

Ella siempre había tenido sueños con dragones pero siempre había sido estando dormida, ahora es que ya soñaba con ellos hasta despierta y todo empezó desde que impartía clases en ese centro.

Había días que estaba enseñando alguna materia y de repente, se ponía a dibujar un dragón en la pizarra, lo más curioso es que ella nunca había sido buena dibujante, era como si algo la manejase, la guiase. Los chicos de la clase se quedaban admirados por los bellos dibujos que hacía pero había uno que no parecía sorprenderse, bueno, ni de eso ni de nada.

Él siempre estaba ahí pero como si no estuviese, callado, mirando siempre atento pero sin mover un músculo.

Si le preguntaban, contestaba sin emoción alguna.

Se hacía llamar, Anteapos y la verdad es que parecía estar ajeno  a todo, como si nada fuera con él y sin embargo...

Un día entró el Director del centro acompañado de una alta mujer vestida de negro.

-Hola Tamara-dijo el Director sin más, ignorando a los alumnos, como si no importansen-te presento a la gran Mecenas Larinas, la que paga prácticamente los gastos de este centro especial.

-Encantada-dijo cortésmente Tamara.

Pero no se le escapó un detalle, el siempre inexpresivo Anteapos, estaba muy tenso, envarado y mirando de una forma diferente a la de siempre a Larinas, como una mezcla de miedo y de odio.

-La señora Larinas ha venido expresamente a verte y más que verte, para ver tus dibujos de dragones-dijo el Director .

-Pues deberían saber que los dibujo sin querer y luego, al estar en la pizarra los borro para seguir la enseñanza normal-dijo también tensa Tamara, sin ver el por qué eran tan interesantes para la Mecenas sus garabatos.

Uno de los chicos especiales, levantó una mano y Larinas se acercó a él, le acarició el pelo y le dijo:

-Dime hijo mío.

-Madre, Milena tiene copias hechas por ella de los dragones.-dijo el hijo espía de Larinas.

-Gracias hijo-y se volvió hacia Milena-tienes algo para mi, creo...

La niña miró a la profesora y esta, aunque perpleja y sin parar de mirar a Anteapos, cada vez más tenso, asintió.
Milena sacó una carpeta con láminas y mostró 6-7 con dibujos bastante bien hechos. La niña era toda una artista.

La mecenas Larinas se envaró, hubo un momento que su cara cambió casi de forma pero fueron microsegundos, cogió las láminas y sin decir nada, las rajó repetidamente hasta reducirlas a pequeños trozos de papel.

-Director, quiero que eche ahora mismo a esta profesora del centro.

-Pero-intentó balbucear el Director.

-Ahora mismo o cierro el centro para siempre.

-Señorita Tamara, venga conmigo al despacho, le haré los papeles del despido.

Tamara estaba en estado de shock por el rumbo que había tomado todo, precisamente le quedaban unas horas para cumplir su mayoría de edad. Iba a ser uno de los días más felices de su vida. Hubiera llorado de poder hacerlo pero en ese momento es que no podía hacer nada, solo mirar a Anteapos.

-Señorita Tamara, sígame-repitió el director y Tamara le siguió como una autómata.

Ya en el despacho, mientras el Director preparaba los papeles del despido, Tamara llamó a su padre contándoselo y él le dijo que pasaría a recogerla, que no se preocupase, había mucho trabajo y ese nunca le había gustado para ella.

Pero ella se sentía feliz ahí, esa gente especial la quería, aunque ya había visto que uno no era trigo limpio, uno era un espía de su madre, implantado en la clase para espiarla. Pero ¿por qué?

Ya tenía los papeles y las lágrimas en los ojos, el Director no dijo nada, ni un simple adiós y de Larinas no había rastro.
Tamara salió a la puerta del centro donde ya la esperaba su padre en su potente moto.

Nada más verla se bajó, la abrazó y consoló. Se montaron y antes de partir, Tamara echó la vista atrás y vio muy cerca de ellos a Anteapos, mirándola fijamente pero de otra forma, como intentando consolarla.

Partieron, la moto marchaba rauda por la ciudad hacia su vivienda.

De repente, vieron un gran vehículo, una especie de tanque blindado echárseles encima, la colisión parecía inevitable, irremisible, podían darse por muertos, eso pensaron en los pocos milisegundos que vinieron antes del choque, cerraron los ojos tanto el padre como la hija.

Y vino el choque.

Los ojos de Tamara, ahora abiertos no podían creer lo que sucedía.

El vehículo blindado quedó aplastado como una lata y de su interior salió algo con forma de.... dragón, de dragón negro, grande, poderoso.

-Maldita entrometida, debí matarte cuando detecté tu vínculo-era la voz de Larinas.

Alrededor del vehículo aplastado había 8-9 dragones más, estos con diversos colores y a cual más grande.
Uno de ellos se puso delante del dragón negro, era un dragón rojo, muy rojo.
Este dragón miró a Tamara y esta vio en su mirada la última que le había dedicado Anteapos.



-Estoy soñando-dijo inconscientemente Tamara.
-Yo también hija-comentó su padre.

-No es un sueño aunque de los sueños venimos gracias a Tamara, gracias a ella no hemos sido olvidados del todo y con su vínculo de amor hacia nosotros, hemos vuelto a este mundo del que nos desterró la malvada Larinas gracias a sus artimañas para iniciar su control de mundo sin nuestra oposición. Ahora estamos aquí y Larinas será desterrada o ejecutada-dijo Anteapos mirando ahora hacia Larinas.

-Antes muerta-gruñó Larinas despectivamente.-Vosotros no podéis desterrarme ni matarme.

-Nosotros no, pero Tamara tiene un vínculo que no se puede romper con nosotros y yo se lo he acelerado, fui la avanzadilla y le puedo sugerir que te destierre o que te ejecute, tú decides

Larinas miró con odio a Tamara y simple dijo.

-Debí matarte cuando noté tu vínculo con nosotros-dicho esto, desapareció, se auto desterró a alguna dimensión donde poder hacer y deshacer todo a su antojo.

-No debimos irnos, Tamara pero ella nos convenció, nos dijo que el mundo sería mejor sin nosotros, que nuestro tiempo estaba acabado, consiguió que nos fuésemos  y ella no nos siguió. Gracias a tus primeros sueños, pude contactar contigo y vine a ver por qué aún se nos recordaba. He visto que hacemos falta en este mundo.

Hoy Tamara, cumpliarás años, serás mayor de edad y sabemos que es tradición humana regalar algo.
Mis compañeros y yo, te vamos a hacer el regalo de nuestra protección y ayuda y al mundo le ayudaremos a olvidarse de buscar formas de energías contaminantes, usar productos radioactivos para generar electricidad, velaremos para que no haya guerras ni hambre, os enseñaremos a ser humanos, cosa que estáis olvidando su significado.

Tamara agarró la mano de su padre y por primera vez en ese día, sonrió.

Desde entonces, 9 ángeles o dragones, surcaban los cielos del mundo y cuando se aburrían, calentaban con su fuego las grandes centrales térmicas que habían hecho construir para generar electricidad gratis y no contaminante.

Fuego y agua juntos, hacen energía.

Y no sé, profe Tamara, solo desearte una cosa entre tantas.


¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡



Gracias por ser como eres. "

Y GRACIAS A TI, DANIEL, POR ESTE REGALO TAN BONITO.

Besos a todos, espero que os haya gustado, tanto como me gustó a mí.

16 comentarios:

^^EldanY^ dijo...

Uffffff, Tamara, es un honor estar en tu blog comentando, compartiendo y ahora lo que hiciste...
Ha mejorado la foto al cambiarla tú eh? y la tarta no te digo...... faltan los trozos que robé, 500gr más peso hoy por tu culpa.

Qué menos que hacerte un relato profe, qué menos...
Gracias a ti por hacerme reír, hacerme pensar, hacerme vivir.

Muas, me alegro te gustase.
PD: Si te hago otro al año que viene es que aún doy guerra.

^^EldanY^ dijo...

Ah, se me olvidaba, que claro que están todos invitados al blog, aunque últimamente estoy bastante "soso". El otoño dicen......

Pilar dijo...

Un precioso detalle ;)

Tamara dijo...

Jajaja, Daniel, el peso se soluciona con el gimnasio, o mañana ya sabes que no debes comer postre jejeje.

Todavía me queda amadrinarte oficialmente, pero no doy para más, primero he de pintar el diablillo jajaja.

Espero que tenga muchos años relatos como este, me he aficionado jajajaja.

Besos.

Tamara dijo...

Gracias Pilar, espero que te haya gustado. Un beso.

Scarlet2807 dijo...

Que buenooooooooooooo!!!
Lo he disfrutado mucho, un precioso cuento y la heroína ? insuperable...
Besitos en el alma
Scarlet2807

Scarlet2807 dijo...

Besitos también a Daniel, por ser el autor...
Scarlet2807

Tamara dijo...

Scarlet me alegro mucho de que te haya gustado. Un beso.

Anónimo dijo...

Hola Tamara.
Soy Ricard. Sigo comentando como anonimo. No me deja otra obccion.
Una historia preciosa. Por cierto, los tiempos de dragones aun no han terminado.Para eso tenemos nuestros bellos sueños donde hay hasdas, dragones y duendes.
Felicidades Daniel por tu trabajo.
Riquisima la Tarta, Tamara.
Un fuerte abrazo.
Ricard

Anónimo dijo...

Hola Tamara.
Una historia preciosa. Por cierto, los tiempos de dragones aun no han terminado.Para eso tenemos nuestros bellos sueños donde hay hasdas, dragones y duendes.
Felicidades Daniel por tu trabajo.
Riquisima la Tarta, Tamara.
Un fuerte abrazo.
Ricard

Tamara dijo...

Muchas Gracias Ricard, es cierto, siempre quedaran dragones, hadas, duendes... Aunque yo prefiero no soñar con brujas ;)

Un beso.

^^EldanY^ dijo...

Gracias a todos, Pilar, Scarlett, Richard y a mi profe preferida Tamara.

La verdad es que ella se merece mucho más que eso.

Me alegro que os haya gustado el relato.
Saludossss.

orthos62 dijo...

Hola Tamara vaya peazo de ragalo que te ha hecho Dani eh? la verdad es que sois dos tipos geniales tanto tu como él. Me alegro de poder estar aqui en vuestros blogs comentando y parendiendo que la camaraderia es cosa de muchos y que esto es de lo poco que nos queda sin que nos esten machacando: Compartir sueños ilusiones en un intento de que la "amistad cibernetica" nos aporte algo nuevo.
felicidades a los dos.
un besote, cuidate

Tamara dijo...

Jajaja, este Daniel... Yo espero poder seguir compartiendo mucho tiempo más estas conversaciones cibernéticas, como le dije a él en su momento, ¿Quién dice que no pueda existir la amistad así? Además, me debe un viaje en coche, un viaje en yate... Y yo a él una San Miguel :P Creo que salgo ganando jajaja, que la gasolina está muy cara.

Un besazo.

Anónimo dijo...

esta chido el dragonsito eeeeeeeeeeeeeee

Tamara dijo...

Gracias Anónimo. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...