¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

7 de octubre de 2011

Así comenzó mi blog

Esta fue la primera entrada de mi blog, hoy un poco más decorada, y que os la dejo, como si fuera una página del libro de una vida... Espero que a los que no la hayáis leído, os guste, y os haga reflexionar, yo suelo leerla cada vez que creo olvidar el sentido de las cosas, cuando vuelvo del trabajo cansada, cuando enfermo, cuando veo cosas que no me gustarían,... No explico más, solo deciros, que me ayuda mucho recordarlo.

Besos.

Bienvenidos a otro mundo, ese es el texto que creo debería poner en cada empiece de un libro, porque cada uno de ellos nos transportan a otro lugar, ¿no es así? Por eso quiero empezar mi blog, diciendo a todos aquellos que me leáis, "Bienvenidos a mi mundo".





Hace unos años, comencé la maravillosa aventura de ser maestra, algo fascinante y que siempre me ha llenado, un sueño, que puedo aseguraros, no ha sido fácil de conseguir.

Siempre me he considerado una persona observadora, tanto, que la mayoría de la gente me considera una borde, aunque las personas que me conocen saben que no es así. Pero la vida que yo misma me he forjado, la basé en cerrar etapas y abrir otras nuevas, jamás pensé, que tuviera cabida algo de una etapa anterior en la nueva. Y lo comparo con los libros que he mencionado al principio, según vas pasando las hojas te metes más en una historia.

Al principio, en la primera página, no eres más que un mero observador, que no sabe que puede ocurrir en la segunda, en la mitad de él, ya sabes lo que va a pasar, conoces a los personajes y cómo actúan, en la última, se acabó el libro, lo cierras, lo guardas en la estantería y comienzas otro nuevo, con otras historias, otros personajes, y otras aventuras. Pues así es mi vida.

En el colegio, siempre me había considerado una chica del montón, no tengo una gran memoria, y mis métodos de estudio se basaban en desechar lo anterior para dejar entrar lo nuevo, algo que hasta su momento me fue bien, pero que no recomiendo a nadie, porque llega un momento en tu vida que te das cuenta de que no es el método de estudiar.

Aprobé el colegio con mucho esfuerzo, siempre me he preguntado porque estudiamos ciertas asignaturas que no servirán en un futuro, o al menos eso pensaba, si hubiera sido por mí, desde que tuve uso de razón y decidí que quería ser maestra, hubiera entrado directamente en la universidad para formarme como tal, pero me temo que no nos dejan…

Pues bien, cuando terminé la ESO, la orientadora de mi colegio nos hizo esos famosos test de aptitud, y le dijo a mi madre sin ni siquiera pensar lo que decía, que no me dejara estudiar bachillerato, porque según mis informes, yo no tenía muchas ganas de estudiar, y que teniendo en cuenta lo que me había costado sacarme la ESO, era mejor que me pusiera a trabajar. Lo que esa “magnífica” profesora no sabía era, que yo estaba ansiosa por trabajar, pero de maestra, y que si, la ESO me costó bastante, pero a medida que me fuera acercando a mi objetivo, me preocuparía más por mis clases. No se si os ha pasado.

Lectores, eso fue lo primero que escribí a la lista de qué clase de maestra no quería ser. Pensé que si en un futuro no era capaz de apoyar a mis alumnos, y enseñarles que hay que luchar por los sueños, dejaría esta profesión, y aun lo sigo manteniendo.




La segunda cosa que escribí, fue cuando llegue a bachillerato, en ese momento me encontré con una situación familiar dura, y con una profesora que parecía odiarme hiciera lo que hiciera, me costó mucho, pero también conseguí sacar bachillerato, y en ese momento, apunte en mi lista una segunda cosa, los profesores deben saber ser amigos y apoyarte cuando los necesitas, pasamos demasiadas horas con ellos, si un profesor no te cae bien, al menos debes valorarle como maestro. Y eso es lo que hice.
Tuve dos grandes maestros.





La tercera cosa que añadí, me la dió la profesora que me odiaba, me suspendió, y si, aunque parece injusto y muy común lo volveré a decir, me suspendió cuando la media del curso me daba aprobada, y todo porque, según explicó a mi madre, que no podía creerse que yo fuera a repetir por primera vez en mi vida y con una sola asignatura, pues, según le dijo, lo hizo porque era algo lógico, y que a su hijo le habían suspendido también, y mira ahora, era ingeniero, a lo que mi madre la contestó enfadada, usted paga las frustraciones de su hijo, con la mía, y ambas nos fuimos del despacho. Así que la tercera cosa que añadí a mí lista fue, mis problemas personales terminan en el momento en que yo piso mi aula.





La cuarta cosa que añadí fue en la universidad, llegué a ella y mis notas subieron por la nubes, por primera vez en mi vida, me importaba lo que estudiaba y me sentía bien cogiendo los apuntes. Así que escribí junto a las tres anteriores, sentirme bien con cada una de las cosas que enseñara.

Y eso me lleva a hoy en día… y con ello, a valorar mi profesión, no como un mero trabajo, sino como mi vocación y parte de mi vida, no se vivir sin ser maestra. Esa lista, más algunas otras experiencias de mi vida, me llevaron a estudiar Especial (ya os explicaré algún día porque justo esa especialidad).


¿Por qué os cuento todo esto? Pues por una sencilla razón, cuando escojáis la profesión a la que queréis dedicaros, valorar vuestra propia lista, y pensar ante todo, que si lo que habéis escogido es trabajar con personas, hacerlo porque en verdad os guste, y porque amáis lo que realizáis, sino, llegara un momento, en que por muchas cosas que te propongas, comenzaras a saltarte cada uno de los pasos de tu lista, y un niño, o un adulto, no es algo que se pueda resetear ni formatear para empezar otra vez de cero. 






Cada experiencia vivida forma a uno mismo y cómo será en su futuro.


Custom Glitter Text

19 comentarios:

Ladys Maza S. dijo...

Como siempre nos traes hermosas reflexiones, gracias!!
Tienes un regalito en mi blog!! te espero besitos

orthos62 dijo...

Vaya, enhorabuena, lo tuyo es persistencia y autodeterminación. Me alegro por ti que lo consiguieras de esa manera ya que te lo curraste de principio a fin. Estoy seguro que trabajar con personas tiene que ser complicado por que cada uno somos un mundo pero debe ser satisfactorio al mismo tiempo. ajjaaj algunos terminamos con los nervios de los curas, jejeej y así nos luce el pelo, solo que nos sacamos la carrea en la aventura de la vida, que tampoco está mal, jeejej.
Me alegro por ti mi niña, y a ver donde hay que apuntarse para recibir tus clases, jejeje me voy con Dani echando leshes, seguro que se viene conmigo.
un beso cuidate.

Amelia dijo...

felicidades Tamara!! desconocía tu entrada primera y madre mía que profunda y madura que eres!! no tengas nunca miedo a nada porque tú podrás con todo lo que te propongas eso te lo digo yo, yaaaaaa!!!

Yo también estoy contigo en el que no hay malos estudiantes sino malos profesores. Cuando hice el CAP nos fomentaron mucho el saber tener mano izquierda, en prestar atención a los más rezagados porque entre otras cosas los más adelantados no necesitan tanto de nosotros, en fín que es normal que seas una buena profesora puesto que tienes generosidad, mucha ternura y tienes las ideas muy claras.

Te envio un besazo y gracias por esta entrada, porque cada vez te quiero más. Amelia.

Ricard dijo...

Hola Tamara.
Un buen comienzo que auguraba un gran exito como escritora y el enriquecimiento inevitable de tener nuevos amigos y seguidores.
Te felicito por tu primer entrada, que ya dejaba ver tus cualidades y tu personalidad.
Algun dia tambien republicare mi primera entrada.
Gracias
por darnos a conocer algo mas de tu persona.
Un fuerte abrazo.
Ricard

Tamara dijo...

Ladys voy a recoger el regalito jejeje, lee la próxima entrada.

Un besazo.

Tamara dijo...

Orthos, mi madre lo que siempre me dice es que soy muy severa conmigo jejeje. Me gusta más que lo tomen como persistente, aunque puedes llamarme cabezota, dije que quería ser maestra y vamos que me daba igual lo que me dijeran jajaja.

Trabajar con seres humanos, a mi lo que me provoca son siempre gratificaciones, y más cuando son niños los que me devuelven la sonrisa.

Hoy vino una madre, a decirme que si yo era Tamara, me quedé sorprendida, y la he dicho si, ¿Por qué? Y me dice que estaba preocupada, porque su hijo hablaba todo el rato de mi, y jugaba con sus juguetes y les ponía mi nombre, y me he quedado blanca, porque no entendía porque se preocupaba, y ya me dice, que como soy nueva, no sabía que me llamaba Tamara, y claro que pensaban que se inventaba cosas el niño, porque les contaba que le encantaban mis cuentos, estar conmigo en clase... Yo me he empezado a reir, y la digo pues, no, no soy imaginaria.

Cuando he llegado a casa, estaba muy feliz, no sé, esas son las cosas que me da trabajar con niños.

Creo que es cuestión de proponerse el estudiar, nunca es tarde para que te saques una carrera... Yo te ayudo, a ti, a Daniel, y al que venga jajaja. Siempre estáis invitados, además, que tu debes vivir cerquita, Madrid no es tan grande ;)

Un besazo y buen finde, aun sigo pensando en la canción de tu blog ;)

Tamara dijo...

Amelia, como siempre, tus palabras, me hacen sentir genial jejeje.

Cree el blog, poco después de acabar la carrera, cuando estaba un poco asentada en lo que era ser maestra, porque los primeros días, estaba aterrada, y las palabras que me has dicho hoy, de que no tuviera miedo, me las dijeron el día que acabé mi último examen en la facultad, un profesor se acercó y me dijo exactamente lo mismo. No tengo más que buenos recuerdos de esos años.

Amiga, también hay algun mal estudiante, no malos, si no, caprichosos, un poco desobedientes, algun que otro vaguillo... De esos siempre te encuentras, y en algún momento, siempre hay algún alumno con el que se te acaban los recursos, pero yo tengo claro, que si eres buen profesor, aprenderá algo contigo. También dicen que la experiencia, trae muchas veces el acomodamiento, y no quieres salir de las rutinas que te han ido bien, porque sabes que las nuevas, no siempre tienen porque funcionar, y es lógico, yo también entiendo a esos profesores.

Pero mi profesora de arte, solo te digo que el primer día de clase, nos dijo, yo no pienso miraros las faltas de ortografía, porque yo cometo muchas... Y la orientadora que le dijo a mi madre que yo debía ponerme a trabajar, bueno, creo que, no sabía ni lo que decía, la verdad, me gustaría encontrármelas a ambas, a la de arte para enseñarla que si en selectividad pude sacar un 8 en el examen, no era yo la que no tenía idea de arte... Y a la orientadora, deberíamos comparar notas de la carrera, si es por las notas, por lo que ella se cree que uno es mejor o peor estudiante y profesional.

Un besazo Amelia, yo también os tengo cada día un poco más de cariño, ya sois como una segunda familia para mí.

Tamara dijo...

Ricard, nunca pensé llegar a tener tantos seguidores, y mucho menos, que leyeran mis escritos de verdad, pero ahora, ya no os considero seguidores, muchos de vosotros, sois buenos amigos, me preocupo por vuestros escritos cuando estais tristes, me alegro por vuestros éxitos, disfruto con vuestros viajes y aventuras... Como le dije a mi amiga Amelia, ya somos como una familia.

Tenía que publicarla de nuevo, siempre me leo la primera entrada de los blogs que sigo, pienso que, es la mejor manera de conocer a alguien, el modo en que se presenta a los demás en un primer contacto.

Y no hay porque dar las gracias, las debo dar yo por cada vez que me leéis. Sois los mejores.

Un besazo amigo.

^^EldanY^ dijo...

Tu madre acertó al contestar a la profe como lo hizo.
Y bravo por ti, por ser consecuente con tus sueños y tus pensamientos.

Si has leído el Alquimista, el universó conspiró junto a ti por conseguirlos. La constancia siempre tiene su premio.

Enhorabuena amiga Tamara.

^^EldanY^ dijo...

Ahhhhhh, y con respecto al blog y tus escritos, gracias por estar ahí.
EStoy soso pero vamos, que ya sabes lo bien que lo haces.

:P

Tamara dijo...

Daniel, tienes razón, la constancia, siempre tiene su premio, voy a ponerla como otra de las frases para reflexionar jajaja. Me ha gustado, te la robo, aunque luego te dejo que la traslades a tu blog jejeje.

Y en cuando a lo de soso, no se nota en tus escritos, aunque estes un poco apagaillo, y ahora tengas menos tiempo para dedicarle al blog, pero yo ando igual, en lo del tiempo.

Besos.

Pilar dijo...

Precioso inicio, lleno de puntos de partida.

Un saludo

Amelia dijo...

Gracias, gracias, gracias por ser como eres Tamara y por tus bellas palabras.
Es que fijate que todos estamos muy ocupados, con nuestra vida, profesión, problemas, amistades, pagateles jeje pero ... después aterrizas en el blog donde te expresas y ver que hay personitas igual que tú con sus historias personales que se toman cinco minutos o lo que fuera necesario para leer tu entrada y comentarla, a mi eso me pega un subidón uffffffffffff! y me llena de alegría y en fín que no estamos solos, no señor!!

Un super beso y buen fín de semana. Y en fín gracias por ser como eres. Amelia.

Tamara dijo...

Gracias Pilar, fue el principio de un sueño, que se terminó cumpliendo. Un beso.

Tamara dijo...

Amelia, por supuesto que de nada, el tiempo es oro, o eso dicen, por eso yo dedico una parte, a leer cosas que me hacen mejor persona, tu blog, es uno de ellos... No hay que dar las gracias, para mi, no es tiempo perdido.
Pero si, tienes razón, en este mundo, donde las prisas siempre van a todas partes, me pregunto, porque hay gente que tiene tiempo para leer mis palabras, porque se molestan en contestarme, en escribirme comentarios tan sinceros como los tuyos... Eso lo agradezco el doble.
Pero ya dije, que sois los mejores, una y mil veces, y estáis construyendo en mi blog, y en mi corazón, un lugar, donde me gusta escribir, compartir, y bueno, construir amistades,...

Pasa buen finde, y disfruta de tus peques. Ya sabes que seguiré leyéndote.

Un besazo.

Puri García dijo...

Hola Tamara!Ando un poco liada y,aunque te visito a menudo, no he tenido tiempo para comentar.Pero hoy leyendo esta entrada que no conocía, he podido conocer el tipo de persona que eres,¡Cuántas cualidades y valores posees!.
Es muy importante luchar por nuestros sueños, conocer nuestras posibilidades, y seguir adelante.
Es verdad que nuestras experiencias forman nuestra vida, y a veces muchos educadores no se plantean que con sus palabras o actitudes pueden truncar los sueños y el futuro de otras personas.
Mi objetivo como maestra es sacar siempre lo mejor de mis alumnos,me vuelco con los que tienen alguna dificultad,los demás van solos;y es verdad que cuando los veo avanzar, aumentar su autoestima y madurar me siento muy satisfecha y me motivan para ir cada día con más ilusión al cole.
Es verdad que hay gente en la enseñanza sin vocación, y que a veces se convierten en" ladrones de sueños", sin plantearse la influencia y el daño que ellos pueden hacer a esas pequeñas personitas con las que trabajamos a diario.
Me ha encantado tu entrada y la reflexión que puede provocar en todos tus lectores.
Me alegra tener entre mis seguidor@s una persona
como tú con la que tengo,al parecer muchas cosas en común.
Un abrazo de corazón.

Tamara dijo...

Pues gracias ante todo por tus palabras, Puri, y por venir a visitarme a menudo, aunque no comentes, la verdad, no siempre tenemos tiempo, yo suelo visitar todos los blogs, pero es cierto que comentar es más difícil...

Me alegro de que te hayas sentido identificada, eso es que eres una buena maestra, yo me considero así, aunque suene mal decirlo yo misma, si mis alumnos avanzan, yo avanzo con ellos, si ellos tropiezan, me tomo su tropiezo como propio, eso me hace llegar cada día con la ilusión de cogerles de la mano y guiarles, para que no caigan nunca más.

Hay profesores que deberían plantearse si serlo o no, pero siempre he pensado, que, los hay que darían todo por su trabajo, y eso, deja de ser trabajo, para ser parte de nuestra vida. Los que no lo son, espero que en su profesión, se encuentren alumnos como yo, que a pesar de las trabas, tenían claro lo que querían ser, yo siempre les digo a mis chicos, que nunca deben dejar que nadie les quite su luz, porque cada uno brilla a su manera, y ese brillo de humildad, trabajo, perseverancia, esfuerzo, bondad... Es lo que se necesita en este mundo.

Un beso Puri, y de nuevo, gracias por tus palabras, me hacen ratificarme en lo que pienso.

Abedul dijo...

Tamara, has conseguido que me lea tu Presentación de un tiron...normalmente estoy a ratos en el ordenador, porque no puedo estar mucho tiempo. tengo artrosis y la postura sentada la tengo que cambiar continuamente...Me encanta
como narras tus diferentesw etapas y viviencias...a una prima mía le dijeron algo parecido a ti las monjas de su colegio y la madfre la llevo al instituto haciedo Magisterio !!!!!
Yo recuerdo que en una ocasión jugando a Maestras , quise ser la prof y otra prima muy repipi me dijo no sabes leer y yo si...y le conteste para jugar se hacerlo..pasaron los años y soy la tercera de seis hermanos y de los pequeños
me encargaba yo para cuidarles y entretenerles....les inventaba cuentos, haciamos teatro y descubri que lo mio era la enseñanza !!!!otro dia te contaré
como lo conseguí...un abrazo me gusta conocerte un poc más Un abrazo de Begoña

Tamara dijo...

Abedul, yo nunca entenderé como puede haber personas capaces de destruir los sueños de otras, pero gracias a Dios, hay personas que luchamos por lo que queremos.

Muchas gracias por leer la presentación entera, encima estando malita... Espero que no te duela mucho.

Un besazo, y espero impaciente saber como conseguiste dedicarte a la enseñanza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...