¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

19 de octubre de 2011

Isemay- Parte 15.19 VIVO


Oía nítidamente a Uwuain gritar que no lo hiciera, que debía dejarla tener ese pelo. Su madre se marchó enfadada sin mirarles ni una sola vez, mientras que una de las trenzas cortadas, permanecía en el suelo de la entrada. Su hermano se había agachado ante ella, y la había limpiado las lágrimas intentando que la joven sonriera, la soltó la trenza que la quedaba, y los dos amigos se miraron maldiciendo a la mujer que había realizado semejante atropello, deberían cortar la otra trenza para igualar el pelo y ambos lo sabían, la pequeña les miró asustada.
-                            No pasa nada- le había dicho su hermano- ahora podrás montar a caballo sin que se te enrede el pelo.
La pequeña había bajado la vista, y llorado abrazada a él, después Uwuain la había secado las lágrimas y acompañado a las caballerizas, ella fue valiente cuando su hermano la sentó en una de las sillas y llamó al peluquero de la familia que observó el destrozo del cabello de la niña.
-                            Adelante- había dicho ella- córtalo ya.
Después de esa frase había cerrado los ojos para no tener que ver como su trenza caía al suelo, Uwuain había asentido con la cabeza al peluquero y agarró la cabeza de su hermana para que no se moviera, Osmar, había sentido el impulso de cogerla en brazos y sacarla de allí, si su pelo debía estar desigualado no importaba, a él siempre le habían gustado esas trenzas. Sin embargo, la pequeña abrió los ojos justo antes de que la tijera cortara el cabello y le tendió la mano. Osmar se acercó a ella agarrándosela con fuerza, ella había vuelto a cerrar los ojos y una lágrima bajaba por su mejilla sonrojada. Se oyó el ruido de las tijeras al cerrarse, y el pelo que había sido una larga trenza, atada con sus pequeños lazos de colores, cayó el suelo sin hacer ruido. Ella se separó de ambos jóvenes y salió corriendo hacia su casa mientras lloraba desconsolada.
Esa tarde Uwuain estuvo consolando a su hermana la mayor parte del tiempo, Osmar decidió volver al día siguiente cuando los ánimos estuvieran más calmados, al ir a recoger su caballo piso la trenza de la pequeña que aun se encontraba caída en el suelo, se agacho, y la cogió. Recordaba haberla olido, la fragancia a nueces de la pequeña jamás se iría de su mente, después se la había guardado en el bolsillo. Seguramente aún estaría en Halk, dentro de uno de los libros, ya que recordaba haberla guardado como recuerdo para Uwuain cuando ellos marcharan con el ejército.

5 comentarios:

^^EldanY^ dijo...

Uhm,,,,,, está feo eso de quitarle la trenza, con lo que me gusta tirar de ellas.....

saludos profe.

Tamara dijo...

Jajaja, la madre era un poco drástrica...

¿Tirar de la trenza? jajaja, prefiero no preguntar en que momento.

Descansa Daniel. Un beso.

orthos62 dijo...

No se donde se fue el comentario, jajaja pero le daba a publicarlo y me estaba sacando la lengua, jajaja
voy a probar

orthos62 dijo...

vaya este si y el otro no, a lo mejor no tenia que entrar. pues te contaba que me recuerda cuando a mi hermana la cortaron las coletas y apareció jajaj como un caniche desquiciao, jajaja y como Osmar a guardar la coleta para la posteridad, pobrecilla que lágrimas,jeje
un besote de buenas noches ystävä

Tamara dijo...

Orthos, mi blog, si hoy está tan enfadado como yo, se está tragando todo lo amable, para ver si vuelve a estar feliz. Así que ñam ñam, estaba rico el comentario :P

Que poco me duran los enfados, no puede ser jejeje.

No te rías de tu hermana, que no ha sido la única ni lo será, cuando hice la comunión, llevaba el pelo por debajo de la cintura ;) y al día siguiente, me entró la varicela, mi madre me cortó el pelo por encima de la nuca, jamás se me olvidará esa sensación... En fín, que ahora me doy cuenta de plasmé en Isemay algo que era mío jejeje. Pero yo no pude quedarme con la coleta :(

Los hombres jamás entenderéis lo que es para una mujer su pelo... Y ahora me río de las lágrimas pasadas, pero, ese día ¡¡¡Mi pelooooo!!! jejeje. Estas madres...

Más besos, para que veas que aun queda sitio en el almacén :) Makea unelmia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...