¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

15 de diciembre de 2011

Isemay- Parte 20.14 VIVO

Este capítulo va con canción incorporada, de la mano de nuestro amigo Orthos, que le recordó a Isemay. Thanks Orthos.

Leer el capítulo mientras la escucháis, la verdad es que después de leerlo a la vez, me dí cuenta de que tenía toda la razón, así se siente Isemay, y la música de la guitarra la acompaña.


Lo que había prometido ser una velada, terminó siendo la tarde más horrible de su vida, el hombre la había llevado a un restaurante, e insinuado cosas muy bellas, para después pedirla un favor, quería una prenda íntima de ella, se había apostado con sus amigos que conseguiría acostarse con la esposa de Halcón, como ella no se la dio de buena gana y se sintió ofendida, el joven la había golpeado con fuerza y gritado dentro del restaurante, que era una furcia, y que no le había dicho estar casada hasta ese momento. Nadie la defendió. Solo recordó el momento en que su tutora fue a buscarla al restaurante y la reprendió con saña, para después encerrarla en su cuarto más de una semana. Ese hombre no volvió a molestarla, pero ella jamás había vuelto a sonreír a ningún joven por miedo a las consecuencias.
Se levantó empapada en sudor, y abrió los ojos cuando las sombras que provocaban las luces de la calle cruzaban la habitación, el brazo de su esposo seguía rodeándola, y pareció moverse cuando ella intentó apartarle. La noche era oscura, y las nubes habían tapado las estrellas que siempre había en aquella zona. Se acercó a la ventana y se frotó los brazos, pues una fría brisa entró a través de la apertura y movió las cortinas.
  •          ¿Por qué lo hiciste?- preguntó mirando a la luna- ¿Por qué en los momentos de mi vida en que te necesite de verdad jamás estuviste allí?- siguió interrogando sin saber que su esposo la observaba desde la cama- Cuándo ese hombre me pegó, me forzó a darle mi ropa íntima solo por conseguir una absurda apuesta, ¿por qué no viniste a defenderme?, estuve una semana encerrada en el colegio, castigada sin poder salir mientras mis morados curaban, mientras tanto, ¿dónde estaba mi esposo?, me comentaron tu salida al gran teatro nacional, a ver mi obra favorita, me comentaron como sonreías acompañado de otra mujer, como ella vestía en su atuendo tus colores, los que solo podía llevar yo, ¿cómo quieres que te perdone?- se volvió hacia él, pero en la oscuridad del cuarto no vio que la miraba- si tu entendieras que yo siempre te ame, que habría sido sencillo para ti hacerme feliz con solo una mirada, hubiera permitido que otras mujeres ocuparan tu vida hasta que yo hubiera llegado a ser una mujer que pudiera complacerte, pero tu no esperaste, no me querías a mi, querías a todas ellas cerca de tu cama, ¿a cuantas de ellas metiste en el lecho que debías compartir conmigo?, seguramente a todas, ¿cuántas de ellas compartieron las noches que me pertenecían?, ¿cuántas tus sonrisas?, ¿y ese hoyuelo que te crece a cada lado de la cara cuando sonríes de emoción sorprendiéndote por algo?- se acercó a la cama y él cerró los ojos para que no supiera que se estaba enterando de todo- ¿en que momento me enamoré de ti?- le acarició la mejilla con los dedos temblorosos por miedo a que se despertara- ya da igual, te perdí hace mucho tiempo aunque ahora volvamos a intentarlo, te viene bien tener una esposa, me duele tanto- se secó las lágrimas que caían por sus mejillas- pero lo peor de todo, es que sé, que tu me perdiste para siempre.

10 comentarios:

sabores compartidos dijo...

Sabes? estaba leyendo el capitulo de hoy mientras en el youtube escuchaba una canción jeejej que coincidencia, el titulo en ingles es Broken heart de White Lion, y es cierto, asi se siente Isemay.
un besote y sigo con la escucha.

Tamara dijo...

Saboressss, u Orthos, jejejjee. No sé cual es esa canción, pero... voy a ponerla junto a la entrada, para que puedan escucharla a la vez.

Un besazo.

Simplemente Mirella dijo...

corazones rotos....cuantos hay...

^^EldanY^ dijo...

Temazo y capitulazo.
Al alimón la música de Orthos y el relato de Tamara, menudo peligro (del bueno)

Un abrazo

Tamara dijo...

Mirella, es una pena, pero te doy la razón... Cuantos hay...

Tamara dijo...

Daniel, el temazo es la leche, este Orthos... jejejeje.

Me alegro de que sigas leyendo a Isemay, se pone interesante ahora creo que solo quedan un par de capítulos para pasar a la segunda parte de la historia.

Un besazo.

^^EldanY^ dijo...

esperando tamos señorita doña profe

Tamara dijo...

jajajaja, como queréis correr e? jajajaja.

orthos62 dijo...

Jeje la verdad es que cualquier nos aliamos para escribir una historia de musica y amores, jejeej
Seguro que nos saldria algo majete, todo se andará, jeejej
un besote y gracias por poner mi recomendación.

Tamara dijo...

Pues anda, tu pon música que yo escribo la historia jajajajaja.

Un besazo Orthos, y de nada, ya veo que ha gustado a los lectores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...