¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

4 de diciembre de 2011

Isemay- Parte 20.3 VIVO

-                            Puede que ella no este aquí- le puso una mano en el hombro su hermano para calmarle.
-                            Sé que esta aquí, maldita sea- desmontó de su caballo- una mujer rubia, esbelta, joven- comenzó a enumerar acercándose amenazante al anciano.
-                            Reinald, no es la solución- le grito su hermano desmontando e interponiéndose entre ellos- regresa al caballo- le indicó- ahora.
-                            No haga daño a mi padre- grito una mujer corriendo hacia ellos- por favor- le tomó de la manga a Reinald- la mujer, esta en la casa de unos pescadores, al final de la calle, no le haga daño por favor.
-                            No pensaba hacérselo- sonrió por fín- solo busco a mi prima, ¿estas segura de que es al final de la calle?
-                            Si, al final de la calle, por supuesto- repitió la joven indicando con la mano una casa al fondo.
Reinald había olvidado entonces su caballo y corrió hasta la casa. La verja se estaba reparando, los jardines estaban descuidados, pero la pintura blanca y las redes enrolladas en la entrada demostraban que en verdad era una casa de pescadores. Saltó las maderas que había esparcidas por el suelo y corrió hasta la entrada. Golpeó la puerta varias veces, pero nadie contestaba.
-                            Isemay- grito- soy Reinald- volvió a gritar al no obtener respuesta.
            La puerta de la casa se había abierto, y una mujer mayor apareció en el umbral, detrás de ella, había otra joven, que lo miraba asustada. Reinald se sosegó y respiró hondo, al menos había alguien en esa casa que podría darle respuestas y habían abierto la puerta algo a valorar, ya que si no la hubiera tirado abajo, estuviera su prima dentro o no.

4 comentarios:

^^EldanY^ dijo...

Impetuoso el Reinald, ese se sabe bien la famosa Ley Corcuera, esa del patadón a la puerta y punto.

Jejej, casi me va cayendo bien.

Muasssss profe

Tamara dijo...

Jajaja, creo que si raptaran a mi hermana de mi casa, también entraba con un patadón a la puerta y ya... Jejeje.

Un beso.

orthos62 dijo...

Vaya otro tipo duro este Reinal, que culpa tienen el anciano y la puerta de que no este su prima?
jeje no quiero imaginar si le quitas los donuts, jajaaj
un besote, voy a remolque esta semana, jejej

Tamara dijo...

Jajaja, si no tienen culpa de nada, pero... Están en medio, mejor contesta y ya jejeje.

Yo no quiero imaginar lo que es despertarle por la mañana jajajaja, es capaz de dormir con la espada.

Un beso, ten paciencia que hoy es fiesta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...