Isemay- Parte 20.8 VIVO

Isobair era el mayor de los dos hermanos, tenía algunos años más que Uwuain y siempre había ejercido de protector con todos sus primos, sin embargo, Reinald, a penas sacaba un año a Isemay, ellos siempre habían estado muy unidos, de pequeño se hacía pasar por su pretendiente para que ningún otro joven la molestara. Su aspecto físico imponía, más que el de cualquiera de sus otros primos, aunque era el más pequeño, sus facciones le daban el aspecto de haber vivido siempre entre guerras, lo que provocaba que pareciera aún más feroz. Había pertenecido al ejército del rey desde los catorce años, y después sirvió en el de Sabell durante otro periodo. Las últimas noticias que tenía es que iba a presentarse para unirse de nuevo a las tropas del rey.
Una larga cicatriz le cruzaba el mentón, pero no le hacía parecer desagradable sino invencible, a pesar de lo que todos pensaban y de lo que él contaba, esa cicatriz se la había hecho jugando con Isemay en el río, una rama le golpeó en el pómulo haciéndole caer del caballo y que se golpeara con una piedra. Su padre le había castigado durante días por sacar a su mejor semental de la cuadra. Isemay también había recibido parte de ese castigo, pues su padre vendió a su yegua.
-                            Isemay- la revolvió el pelo su primo cogiéndola de los brazos de Reinald y acunándola como una niña.
Desde pequeña siempre había pedido ayuda a Isobair, cuando su hermano la acorralaba para pegarla por romperle sus juguetes o utilizar sus espadas, su primo siempre se había interpuesto entre ambos creando paz entre ellos, y es que aunque Uwuain y ella se llevaban muy bien, su hermano solía perder la paciencia con ella muy a menudo, cuando esta le desobedecía.
            Ahora acunada entre sus brazos se sentía relajada, había soñado muchas noches cuando la separaron de su hogar que su familia fuera a buscarla, de Reinald recibiría el amor y la comprensión, de Isobair la protección. Seguramente hubieran ido en su busca de saber que estaba ocurriendo, pero estaba segura de que nadie les había informado de sus cartas.

Comentarios

^^EldanY^ ha dicho que…
Ese era , claro está, el primo de zumosol.
De ahí el dicho, ande se ponga zumosol que se quite sangría don simón.


saludos profeeeee
Tamara ha dicho que…
Jajaja, yo tenía un primo de esos de pequeña jajaja
orthos62 ha dicho que…
Jeje y en que familia no habia de pequeños un zumosol? jaja Parece que Isemay va a disfrutar de unos momentos de felicidad con su familia. Eso esta bien.
un besote
Tamara ha dicho que…
Isemay adora a Reynald, y sus primos morirían por ella, supongo que eso es bueno, o al menos mientras dure la paz, porque las cosas se complican cuando el primo de zumosol no atiende a razones.

Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Hagamos