¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

26 de enero de 2012

Peñalara 3

Y seguimos con nuestros recuerdos de peñalara, hoy tengo uno que me emotiva, a la vez que me hace traer cosas hermosas a la mente.

Cuando era pequeña, y subía con mi padre hasta la cima de la montaña, mientras mi madre se quedaba abajo esperando con mi hermana, demasiado pequeña para subir, y con el resto de excursionistas que iban a pasar el día en el campo pero no a escalar. Bueno, mientras eso ocurría, mi padre, mochila al hombro, y sujetándome de la mano, guiaba el camino tirando de mí, con mi chache siguiéndonos de cerca.

Era tal mi pasión por llegar hasta la cima, que aunque algunos se quedaban a medio camino, y podía haberme quedado con ellos, mi padre nunca dejaba de empeñarse en que arriba estaba lo más bonito, así que cuando mis pequeñas piernecitas ya no podían más, me subía a sus hombros, y yo, apoyaba mi cabeza sobre su cabeza para que las ramas de los árboles no me arañaran la cara, y desde ese lugar, tan privilegiado, veía toda la montaña, sus vistas, todo. 

Me encantaba decir que había llegado hasta arriba, y mi padre jamás me quitaba la ilusión explicando que me había llevado en brazos, eso era un secreto entre los dos. Si os fijáis en la foto anterior, veréis, que más que senderismo, era escalada jajajaja.

Ahora, muchas veces, cuando llegó allí, envidio esos momentos que compartíamos y que eran de los dos, pero claro, ya no puede subirme a hombros hasta la cima jejejeje.

6 comentarios:

Gema dijo...

Pero que bonito Tamara con cuanto cariño nos relatas todas estas cositas de tu niñez.

Un besito guapisima y que recuerdos mas lindos!

^^EldanY^ dijo...

Pues estaba yo pensando en que me podías llevar a hombros hasta ese bonito lugar, sisi

Amelia dijo...

Que bonitos recuerdos y encima acompañados de ese paisaje Tamara, como olvidar eso, me encanta. Eso lo tendrás siempre en tu memoria, esas cosas jamás se olvidan, y que bonitos recuerdos.
Mi marido lleva a Candela siempre a hombros y ha llegado incluso a quedarse dormida,jeje.
Un beso, muy bonita tu entrada cariño.Amelia.

Tamara dijo...

Jajajaja, gracias guapa, me alegro de que te gusten.

Un besazo.

Tamara dijo...

En eso estaba pensando yo... tardabas en ofrecerte para llevarme hasta allí jajajaja.

Tamara dijo...

Yo si me quedaba dormida, no me acuerdo jajajaja... Eso seguro, pero no creo, solía dormirme al llegar abajo de nuevo.

Dile a tu marido, que Candela lo recordará jejejeje. Son sus momentos.

Me alegro de que te gusten los recuerdos... Que será de peñalara, con sus cumbres nevadas, enseñaré a mis hijos eso, y bueno, su abuelo tendrá que hacerles barquitos... Es lo que tienen los nietos jejejeje... Cuando los tenga...

Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...