¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

28 de febrero de 2012

Isemay- Parte 28.2 MUERTO



Habían apresado a Wilde y le mantenían en los calabozos, Uwuain se ocupaba de él, mientras Reinald e Isobair habían proseguido el viaje con la otra embarcación, que no había sufrido lo suficientes daños, como para no poder seguir navegando.
La estampa llena de dulzura que se encontró en esos momentos, le hizo sentirse amado en cierta medida, su esposa, estaba tocando la cabecita de su hijo, mientras le miraba como succionaba el rosado pezón, del que salía la leche que le alimentaba.
-                             Pórtate bien- hablaba Isemay con su hijo- no seas tan impaciente.
El niño berreó a modo de respuesta y cerró los ojos, mientras con una de sus manitas sujetaba el pecho de su madre, como sino quisiera que en ese momento se moviera de allí.
Isemay le tocó el pie para despertarle, acababa de dejar de succionar, y eso le pasaba a menudo, comenzaba a comer con mucha ansia, pero a los pocos minutos se cansaba y relajaba la mandíbula, manteniendo el pezón contra su lengua. Al notar el tacto de su madre en el talón, comenzó a succionar de nuevo con fuerza. La risa de Isemay llenó la estancia donde se encontraban. Se la veía tan feliz, y a la vez tan frágil.
-                             Te he dado las gracias hoy por darme un hijo tan hermoso- la dijo acercándose a ella, pero la mirada que recibió no fue la misma que la que prodigaba a su bebe momentos antes.
-                             Ya te dije que fue un placer- contestó de forma arisca, y el pequeño se removió inquieto en sus brazos.
-                             Fue una noche maravillosa- quiso continuar la conversación.
-                             ¿Has soltado a Lord Wilde?- fue lo único que ella quería saber.
-                             Te dije que no lo haría- se incorporó su esposo molesto- no entiendo el motivo por el que debería hacerlo, ha intentado quitarme a mi esposa.
-                             Todos pensábamos que estabas muerto- intentó decir despacio para que su hijo no se enfureciera pero no funcionó.
-                             Ya te pedí disculpas por haberme ido.
-                             Pues no me bastan- dijo levantándose para acunarle entre sus brazos pues comenzó a llorar desconsoladamente- y sino quieres nada más, te agradecería que salieras.
-                             Dámele- tendió los brazos hasta el niño- yo puedo calmarle.
-                             Yo también- se volvió hacia él con los ojos llenos de fuego- he sido yo la que le he llevado ocho meses en el vientre.
-                             No te he dicho lo contrario- se enfureció el por fín- pero estas agotada, necesitas descansar.
-                             No quiero descansar.
-                             Debes hacerlo, lo necesitas.
-                             Necesito que sueltes a Wilde- repitió airada, intentando que su hijo volviera a coger el pezón y dejara de llorar.
-                             Al único que necesitas es a tu marido, que soy yo, tanto si quieres, como sino- concluyó la discusión y dio un portazo en la puerta al salir.

4 comentarios:

orthos62 dijo...

ufff aqui todo el mundo anda liado a palos y de mal rollo, jejeje cuando les llegará la cordura a todos? deben pensar en el niño y lo mejor para él y dejarse de peleas.
un besote profe

^^EldanY^ dijo...

Un poco boba la Isemay, se está mereciendo unos azotes, dáselos Tamara

Tamara dijo...

Lo mismo Isemay te escucha, pero no se yo Orthos, la verdad es que un niño vive mejor con sus dos padres, pero mejor la separación ahora, que no más tarde.

Un besazo.

Tamara dijo...

Isemay no es boba, la culpa la tienen los hombres como siempre jejejeje. ¿Por qué Osmar no la pregunta las cosas? Lo mismo hace algo por una razón, pero ya os enteraréis.

Un besazo Dany.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...