¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

15 de febrero de 2012

Recuerdos de infancia

Uno de los mejores recuerdos que tengo de cuando era pequeña, son las vacaciones con mis padres, no es que me guste la playa, realmente, no me gusta nada, eso de meterme en el mar y que los peces te rocen las piernas y las algas se enreden en tus tobillos, no me hace mucha gracia.

Pero aun así, recuerdo las fechas del verano, como un momento para compartir con mi familia.

Cuando llegaba al colegio, oía a mis compañeros decir, que habían ido a mil sitios distintos, algunos incluso a París, Italia, Francia, Portugal...

Yo no, jamás visite ninguno de esos lugares, pero mis vacaciones no eran menos que las suyas. recuerdo a mis padres sacando los colchones de casa y echándolos en la parte de atrás de la furgoneta, por aquel entonces, también mis tios solían hacer eso a la vez, y cargando dos furgonetas enormes, con camas, cocina, ropa, bañadores, mesas para el camping, etc. Nos ibamos rumbo a la aventura. 

A mis padres siempre les ha gustado el Mediterráneo, así que allí, pasabamos la mayor parte del verano, y bueno, creo que, ya solo por eso, mi hermana y yo, preferimos esa zona a cualquier otra, y no es que no hayamos visitado otros lugares, como Galicia, con sus aguas heladas... Es que, simplemente, allí teníamos lo que queríamos.

Siempre ponían las dos furgonetas, y ataban una manta uniéndolas, en forma de toldo, abrían una mesita en medio, y buala... Teníamos nuestro lugar para pasar el verano, y jamás nos faltaba de nada, la piscina, las duchas, todo, lo teníamos todo, incluso la ilusión de ser niños.

A veces, llego a clase, y mis peques me explican sus vacaciones y pienso, ¿Por qué no se enseña más a querer las vacaciones por estar con la familia? Algunos solo me cuentan la cantidad de cosas que les regalaron sus tios, primos, abuelos, a los que no ven durante todo el año... Si me preguntaran a mí les diría:
  • Recuerdo las noches que se nos hacían madrugadas, mientras mis primos, mis tios, mis padres, mi hermana... Jugábamos a las cartas, al parchís... Cualquier cosa valía para pasar un buen rato.
  • Recuerdo las tardes de futbolín, billar, voley-playa, en las que terminaba llena de arena por haberme tirado tantas veces al suelo.
  • Recuerdo las llamadas a mi abuela, y como al ponerme siempre la decía, que bien me lo estoy pasando.
  • Recuerdo los viajes de ida, tumbada con mi hermana en la parte de atrás de la furgoneta, haciendo que nos dormíamos mientras mi madre nos vigilaba, pero levantando la cabeza para ver la carretera cuando nadie nos miraba.
  • Recuerdo las risas con los quesitos, y es que, mi padre siempre come quesitos en los viajes largos... Bueno, comía, ahora ya no se puede comer mientras se conduce.
  • Recuerdo a mi madre abriendo la puerta de la furgoneta cuando amanecía, y muy a mi pesar despertarme para que desayunara algo, y a mi padre preguntando ¿Ya notáis que estáis pegajosas? Estamos cerca.
  • Recuerdo la canción que siempre ponía cuando íbamos a llegar a ver el mar... Y que ahora, comparto con vosotros.

9 comentarios:

Piruja dijo...

Hola Tamara, es muy bonito estos recuerdos de tus vacaciones y que los compartes con nosotros, ahora como bien dices es muy distinto ya que los niños van simplemente a ver que regalos les hacen y no disfrutan de las cosas como lo hacíamos nosotros, ahora es decir he estado aquí o allá pero sin haberlo disfrutado, en cambio nosotros sin haber salido a ningún sitio de estos "importantes" simplemente como tu ir a la playa lo disfrutaste mas que nadie, con las cosas mas sencillas como suele pasar siempre aunque nos neguemos a verlo.
A mis hermanas y a mi nos llevaban al pueblo con mis abuelos y nos pasaba como a ti, que lo disfrutábamos muchísimo, y que recuerdos tan bonitos, como los tienes tu y que los niños de hoy en día ya quisieran, me ha gustado mucho leer tus recuerdos y que sepas que no siempre están los peces rozando las piernas y lleno de algas jeje.

Besote!!

Karras dijo...

Mi más sincera y cariñosa enhorabuena por haber podido disfrutar de la manera en que lo hiciste. Ciertamente ahora todo aquello nos parece entrañable, Yo creo al igual que tu que no saben valorar la gente de hoy la suerte que tienen o quizás no tanta, porque yo no cambiaba ninguno de esos instantes ala sombra de la furgoneta por el hotel más lujoso Y mucho menos la proximidad tan cálida de la familia. Repito Tamara. Enhorabuena por ser una de las antaño elegidas. Un beso.

Amelia dijo...

Tus veranos eran perfectos Tamara, familia, al aire libre, mar, sol, jugar + jugar + jugar ....
Fijate yo de camping he ido un par de veces y fué cuando conocí a José David, te iba a decir mi novio jajaja es que fué en la época de novios, antes nunca fuí con mis padres porque nosotros tenemos campo desde que eramos pequeños mi hermano y yo, pero en los camping los niños son FELICES, en un recinto cerrado pero muy muy grande, se organizan un montón de juegos, conoces a un montón de niños de tu edad, puedes ir con la bicicleta, bañarte, jugar a todo y no hay hora para irse a dormir, los padres estan relajados, risas, animación y a bailar por las noches. Nosotros cuando fuimos a Port Aventura nos hospedamos en un camping chulísimo que había actuaciones por la noche, unas piscinas de infarto y todo tipo de actividades, y lo recordamos mucho, y no descarto que algún verano nos vayamos con las niñas una semanita porque se lo pasarán bomba, yo ya de tienda no me veo pero alquilamos una cabañita pequeña y estoy segura que saldrá fenomenal la estancia. Fijate se lo voy a decir al medio dia a José David jejeje,
un besito Tamara, y muy bonitos tus veranos. Amelia.

Tamara dijo...

Piruja, lo importante de la vida, y lo que se debería enseñar a los niños, es a disfrutar de las cosas pequeñas, hoy estuvimos en clase, hablando de la moral, y hasta que punto nuestra libertad es tal, y como no podemos entrar en la libertar del compañero, porque si, yo tengo libertad para portarme mal, pero si hago daño a los demás la estoy utilizando mal...

Y estuvimos hablando de lo importante que es la infancia, y como sus abuelos les cuentan cosas que hacían de pequeños, y dijo uno... mi abuelo me contaba que nunca jugaban con pelotas de futbol, si no con trapos atados, y que él le decía, pero eso no vota, y le dijo su abuelo, es que antes nos preocupabamos de salir a la calle a jugar, ahora de tener lo mejor.

Y así es con todo, no se preocupan de ir a un lugar bonito, si no a un lugar lujoso, con spa, hotelazo de lujo, etc. No se ellos, pero yo no cambio lo que viví, por nada.

Un besazo.

Tamara dijo...

Karras no se si yo soy de la vieja escuela, o lo son mis padres, el caso es que supieron enseñármelo bien, y es una pena, que la vieja escuela, no sea la escuela de ahora también, los niños serían mucho más felices... Aunque hay de todo.

Un besazo.

Tamara dijo...

Totalmente de acuerdo Amelia, convéncele para ir, porque es lo mejor de lo mejor, son recuerdos que por mucho que pase el tiempo, siempre se quedan contigo.

Nosotros no ibamos a grandes hoteles porque no había dinero para ello, pero vamos... que no echo de menos nada de lo que pudieron tener ellos, tus hijas, pensarán lo mismo en un futuro.

Y como dice Karras, yo se que eres de la vieja escuela y educas a tus hijas como tal, con los valores que un buen ser humano debe tener, las enseñas a ser felices con poco, y eso las hará felices de por vida.

Un besazo.

Gema dijo...

Pero que bonito Tamara! cuantos recuerdos de tu infancia a cual mas emotivo...yo nunca fui de camping, de hecho nunca he ido, pero es una asignatura pendiente que tenemos de hecho lo hemos hablado alguna vez de algun veranito ir unos dias con los peques porque de seguro que lo pasamos genial! ( todo se estudiara)

Yo no puedo hablar de veraneo de un lugar en especial, pues con el oficio que escogio mi padre ya pase media vida viajando de un lugar a otro.

Me ha encantado tu entrada y que cosas mas bonitas dices y que razon llevas, si es que las cosas sencillas son las que te hacen sentir mejor, fijate un simple parchis o una baraja de cartas...


En un segundo me hiciste volar a la epoca en la que veia Verano Azul cuando era pequeñaja jeje!

Besitos guapa!

^^EldanY^ dijo...

A mí tb me ha creado algún recuerdo-trauma eso de verano azul y bueno, la de Mediterráneo qué decir...... muy bien.
Recuerdos profe, recuerdos.
Yo no me acuerdo de na, soy un cigarra también pensando, día a día.

Saludossssss

Tamara dijo...

Dany seguro que si que tienes recuerdos, pero no quieres contárnoslos... Pillin.

Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...