¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

23 de marzo de 2012

El amigo que nunca tuve 1

Un día, camino del médico, cansada de andar, se sentó en un banco a esperar que su madre acercara el coche hasta ella, para volver a casa.

Allí sentada, cerró los ojos, estaba harta de que el mundo la mirara con lástima, el pelo se le caía, tenía ojeras pronunciadas y moradas bajo sus ojos y su piel, era tan pálida, que parecía que podrían verse sus venas y músculos bajo ella.

Estaba cansada, agotada del esfuerzo no solo físico, si no también mental. Harta de esperar que la vida le diera un descanso.

Y entonces la oyó, a una niña malcriada, hipócrita, enfadada, caprichosa… Y la miró con sus ojos marrones, deseando que se diera cuenta la manera en la que desperdiciaba la vida.

La niña, tiró algo por la ventana del coche de lujo que la trasportaba, la niñera se asomó por la ventana, sus ojos llenos de pena, porque la niña tirara algo tan valioso, algo que, seguramente no costaría muchas monedas en el mercado, pero que tenía muchos recuerdos.

El coche se fue, y allí se quedó él, sentado en medio de la carretera, vuelto hacia ella, sus ojos negros la observaban.

Continuará

10 comentarios:

Amelia dijo...

jolines que cuento Tamara, durísimooo!!!
a ver como sigue...

por cierto, hoy no puedo entrar al blog de Acompañame, me da un error, no sé si os pasa a tí y a Dani, No puedo comentar, ya hace días que me salian cosas raras, como que no se me publicaban las respuestas a los comentarios en su lugar, un lio ufffffffff.

bueno pues eso que quede constancia que estoy pendiente de contestar los comentarios pero que NO PUEDO ENTRAR AL BLOGGGGG.
Decirme algo vale? un besitoooooo.Amelia.

Karras dijo...

A los que nada cuesta conseguir las cosas, nada valoran, y esto es un hecho Tamara. Pero más tarde o temprano la vida les pasará factura según la hayan vivido. un beso.

Igor dijo...

Oye, me has dejado muy intrigado. Y en un espacio cortísimos has contado un montón de cosas. Bueno, a esperar toca.
Saludos.

EldanY dalmaden dijo...

Sigo en ascuas profe

Gema dijo...

sigo leyendote... que tiraria la niña por la ventana? tal un vez un muñeco?? voy a ello...

Tamara dijo...

Amelia, como ya sabes, blogger, acabo con nuestro pedacito de espacio, voy a gruñir como Dany porque me enfadé jejejeje, pero nada, ya esta solucionado, te esperamos por allí:

http://podemos-juntos.blogspot.com.es/

Y si el relato es durillo, pero es la vida real, lo que pensaran los peques que viven enfermedades duras.

Un besazo.

Tamara dijo...

Muy cierto Karras, yo creo que al que no valora nada, termina sin nada.

Un besazo.

Tamara dijo...

Igor, creoq ue te pasa lo mismo que a mí, buscas el interpretar las palabras, por eso lo de que he contado muchas cosas. Tampoco esperaras mucho jajajaja. Un besazo.

Tamara dijo...

Ya veo Dany jajajaja... Un besazo.

Tamara dijo...

Gema acertaste jejejejeje, hay niños que no valoran ni siquiera eso, porque tienen tantos que les aburren... Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...