Isemay- Parte 32.3 MUERTO

                       
Sabía que él la había estado observando, no había querido interrumpir su paseo, pero la mantenía vigilada, y aunque a ella no la gustaba esa privación de libertad, también se sentía segura de saber que él no la perdía de vista. Después de todo lo que había vivido, arriesgarse con su hijo, no era algo que tuviera pensado planear. Y aunque los hombres la habían explicado que el barco era seguro, sentía un miedo irracional cuando alguien al que no conocía se le acercaba, como si en cada esquina pudiera haber alguien que traicionara a su esposo.  
Con simpatía y mostrándose tan fría como hasta ese momento, ignoró a Osmar cuando se hizo a un lado para que ella accediera a Patrick.
-                             Espero que te encuentres bien, y que tu herida fuera mucho peor de lo que yo pensaba- le dedicó su mejor sonrisa para que viera que no estaba enfadada por haberle engañado.
-                             Seguramente estaré repuesto en unos días- la indicó y echo la cabeza hacia delante para ver al niño.
-                             Olaft esta creciendo muy rápido- le destapo un poco para que el hombre le observara.
-                             Lo he estado viendo con Osmar cuando lo sacaba a pasear por la mañana, creo que me levanté antes que tú de la cama- comentó.
-                             Si, el parto no fue fácil- comentó muy tranquila- pero mereció la pena- miró a su hijo al terminar de decir la frase- estaba preocupada porque no estuvo el tiempo suficiente en mi vientre, pero cuando vi que estaba bien, todas las energías cayeron en picado y me dejaron agotada.
-                             Fue muy valiente- interrumpió Osmar tomándola de la cintura y ella no hizo ademán de separarse, aunque sabía que debería hacerlo.
-                             Siento no haber podido protegerte mejor- siguió hablando Patrick.
-                             Te llevaste una buena herida por ella- sonrió Osmar queriendo mantener una conversación amistosa, y que no se notara la tensión que existía entre ellos.
-                             No te preocupes- comentó a su vez Isemay- los dolores habían empezado antes de que llegara hasta ti, al primer impacto, me caí y me golpee, así que supongo que mi hijo decidió que era la hora de salir, en medio de todo ese revuelo.
-                             ¿Te encuentras bien?- comentó Osmar y le tendió ayuda al ver que se ponía pálido.
-                             No debo forzarme, espero verte pronto, ahora voy a regresar a la cama- la sonrió.
-                             Patrick- le hizo que se volviera para mirarla- si necesitas cualquier cosa, que te cambie las vendas, ayude en tus curas, te acompañe a dar un paseo, cuenta conmigo- le sonrió- tampoco es que tenga mucho que hacer por aquí.
-                             Lo hare- la dijo antes de alejarse.

Comentarios

orthos62 ha dicho que…
bueno parece que el tono se ha tornado un poco mas amistoso no?
un besote
Tamara ha dicho que…
Eso parece Orthos, veremos si se centran. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor