¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

5 de julio de 2012

Isemay 40.9


               
Cuando llegó hasta el sillón más alejado del balcón donde estaba segura de que Osmar los miraba, ya había decidido cómo explicarle a su hijo la situación, a lo mejor había sido demasiado dura con él, pidiéndole que se quedara con un extraño. Con su hijo sobre sus piernas, lo abrazó, y le hizo que la mirará.
-                            Te acuerdas de que mamá te contó que Reynald no era tu papá, que papá se había tenido que ir a un sitio muy lejos, para poder luchar contra los malos- le explicó a su hijo, y esperó a que él asintiera.
-                            Si, con la espada, el papallo- comenzó a interesarse el niño por la historia.
-                            ¿Has visto a ese hombre de fuera?- le explicó- Pues es papá, ha venido a contarle a Olaft, todas las cosas que ha visto.
-                            ¿Vamos a pegar a alguien?- preguntó el niño sonriente.
-                            Esperemos que no- suspiró ella- papá puede enseñarte su caballo, tiene un enorme caballo.
-                            ¿De qué color?
-                            No lo sé, mamá hace mucho que no lo ve, pero va a llevarte con él, un rato, sólo hasta que Olaft quiera, después volverás con mamá, yo te esperaré.
-                            Aquí sentada- dijo el niño observando el salón como si quisiera salir corriendo de sus rodillas cuanto antes para ir a ver al caballo.
-          En la habitación- le contradijo ella- mamá estará con el tío Reynald, vamos a ir a dar un paseo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...