Isemay 41.3



No podía negarlo, aun se derretía por dentro cuando él se acercaba, no la había tocado, pero habían estado en la misma sala algunas veces, y una mirada suya había servido para caldearla por dentro, para sentirse querida. ¿Cuántas veces había soñado con eso? Muchas, más de las que quisiera recordar, y hubo un tiempo en que lo había conseguido, el tiempo que vivieron juntos, que compartieron amándose, el tiempo en el que él renunció a todo por estar con ella, cuando decidió que ya no era una niña, que era una mujer y quería compartir su vida a su lado.
¿Por qué no pensó eso antes de marcharse? Al menos podía habérselo explicado, ella hubiera comprendido, jamás hubiera puesto en peligro a Olaft, pero desaparecer, sin rastro de donde estaba, meses de angustia pensando en lo que podía haberle pasado, si estaba bien o mal.
Ahora entendía su reacción, estaba enfadada y sentía rabia por que no hubiera confiado en ella, en como protegería a su hijo, como estaba dispuesta a sacrificar su amor, por salvar algo que era de ambos. Se sentía frustrada de pensar que él no pensaba en ella como protectora de lo que era suyo, y cuando regresó, cuando volvió y supo que él estaba apresado, no era rabia lo que sentía, si no dolor, un dolor tan intenso que se sustituyó por la ira de haberla abandonado, pero al fín y al cabo dolor, porque salió de allí deseando que muriera, deseando que tuviera el castigo que se merecía por abandonarla y sin embargo, seguía amándole tanto que pensó morir solo de pensar en su propia muerte.

Comentarios

orthos62 ha dicho que…
ejej lo sabía, estaba claro que está aun colada por él.
Es lo ue hay así que se tendra que apear del burro, jejej
un besote
Tamara ha dicho que…
jajajaja Orthos, parece que has ganado una apuesta jajajaja, mola veros disfrutar así con el libro.

Un besazo y gracias, ya queda poco para que termine, y os dejo de martirizar jejejeje.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor