Isemay 41.6



Estaba oscureciendo, y ya había preparado las maletas para regresar a casa, sentada frente a la ventana, escuchaba a su hijo chapotear en el agua de la bañera mientras la nana lo bañaba. Apoyó su mano frente a la repisa de la ventana, y observó la noche, sabía que debía tomar un decisión, quince días no devolverían a su vida todo el esplendor de lo que fue, pero el tiempo lo haría.
Se sentó frente a la repisa de la ventana y apoyada en el alfeizar, escribió una nota para su primo, no podía regresar con él, sabía que estaba poniéndole en peligro constantemente, y ahora que parecía haberse encariñado con una chica de la corte, no tenía derecho a quitarle la felicidad que podía conseguir. Partirían al día siguiente al atardecer, estaba segura de que Lord Colen y Shira Macboud esperaban su llegada, eran parientes lejanos suyos, y meses antes ya la habían pedido que fuera a visitarles el tiempo que deseara. Olaft viviría a gusto allí, hasta que ella decidiera donde establecerse, la hija de menor de Lord Colen, siempre había sentido predilección por Olaft, había sido la única visita que ella y el niño recibieran en casa de Reynald.
            Cuando Isemay abrió los ojos a la mañana siguiente no recordaba haberse quedado dormida, pero en la habitación contigua se oía a su hijo riendo. Seguramente era tarde, por eso el niño estaba despierto, pero le parecía extraño que nadie la hubiera despertado. Sacó los pies de la cama y se puso un chal sobre los hombros al notar el aire frío de la mañana.
-                            Nana- salió de su habitación para hablar con la nana de su hijo- ¿Por qué no me des…- Sus palabras no llegaron a salir de su boca.
-                            Buenos días- la saludo su esposo con una sonrisa.

Comentarios

ion-laos ha dicho que…
Menudo lio tiene!

Besotes!
EldanY dalmaden ha dicho que…
aibaaaaaaa, qué hace Osmar ahí? no pitó el gps ese de alejamiento?

Peligro.

Abrazo
sabores compartidos ha dicho que…
¡Sorpresaaaa! jajaja claro con las horas que eran alguien tendría que relevar a la nana no?
otro besote profe
Tamara ha dicho que…
Ion, no lo sabes tu bien jejejeje.

Dany, se debió estropear jejejeje.

Sabores, si, es que vaya tela lo que hacían trabajar a la pobre mujer jejejeje.

Un besazo a los tres.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor