Zoo

Bueno, los pingüinos del otro día eran encantadores, ahora os dejaré a otros dos que más que encantadores, a mí, uno de ellos cuando me miró, me dejo pensando si me estaba perdonando la vida, porque vaya tela tienen algunos, y también algunos humanos, que me pone negra ir al zoo y ver que ponen carteles diciendo, no dar comida a los animales y todo el mundo les da algo... Todos menos nosotros, Berek y yo, siempre solemos darnos la vuelta y marcharnos cuando vemos algo así, pensar que un animal enfermaría por nuestra causa, para mí, no sería plato de buen gusto.



Comentarios

sabores compartidos ha dicho que…
Entendible vuestra postura de marcharos, lo que pasa es que a veces uno no puede resistirse a echarles un cachillo de pan, jeje
un besote
jajajaja Orthos, nadie dice que no se le eche, yo no estoy a favor, pero respeto al que quiera hacerlo, solo que depende de lo que le eches de comer, porque ya pasamos de pan a chucherías, y a cosas que un animal no debería tomar... a mi un trozo de pan no creo que haga daño.

Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor