¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

5 de agosto de 2012

Isemay 43.1

Y vamos con el último capítulillo de Isemay.




 Capítulo 43


Osmar fue trasladado a la alcoba de su esposa, que se quedó a su lado en todo momento, mientras lo veía descansar, durante dos días enteros Osmar estuvo inconsciente, e Isemay temió por su vida. Tal vez eso era lo que ella necesitaba para darse cuenta de que no podría vivir sin él, no deseaba que le hubieran hecho daño, pero fue en ese momento, cuando lo separaban de su lado cuando reflexionó sobre las palabras que durante esos últimos dos años había hablado con el rey, con Reynald, incluso unos instantes antes del ataque con Uwuain.
En el momento en que le veía sufrir, se dio cuenta de que hubiera dado cualquier cosa porque aquello no estuviera sucediendo, no quería pensar en que algo así pudiera volver a ocurrir y ella no se encontrara a su lado.
La gente podía pensar lo que quisiera sobre ese matrimonio, pero ahora comprendía las razones por las cuales él la dejo sola, si por un mínimo instante Osmar pensó que algo malo podía sucederla, que ella podía sufrir, y la amaba, era normal que no hubiera querido compartir su suerte con la de ella, y egoístamente o no, entendía lo que lo había hecho.


2 comentarios:

EldanY dalmaden dijo...

Pues sí, eso pasa muchas veces, que dejas algo o a alguien para que no sufra tu suerte pero...... tal vez nunca se pregunta a la otra persona si quiere correrla, supongo que si se quiere, desea hacerlo y alejarlo puede significar algo peor que mantenerlo a tu lado.

Saludos profe.

Tamara dijo...

Dany, hay veces que es tontería dejarles, porque son tan cabezotas que quieren estar siempre a tu lado cuando las cosas van mal, y protegerles de esa forma no esta bien, es egoísta, se de alguien que me enseñó eso.

Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...