Isemay 43.4



Durante todo ese tiempo, Osmar volvió a ganarse la confianza de su esposa, la contó todo lo que había hecho durante esos dos años, la entregó las cartas que la había escrito por si algún día volvía a encontrarla.
Isemay había leído todas y cada una de ellas, podía haber pensado en algún tiempo que él no la amaba, pero sabía que se había equivocado, sus cartas dejaban claro que se preocupaba por ella, que la amaba, que deseaba saber si estaba bien. Hablaba de un futuro junto a ella, con muchos niños, una vida juntos en Halk.
-                            Ya no existirá más Halk- le explicó Isemay un día durante una de sus conversaciones.
-                            El rey vino a hablar antes conmigo, Wilde fue apresado, traicionó al rey, atentó en su propia casa, y es difícil que esta vez se libre de la sentencia de muerte, Halk nos será devuelto, jamás dejaste de ser Lady Halk, y después de nuestra boda, te aseguro que nunca más dudarás de que lo eres.
-                            ¿Wilde morirá?- Le preguntó asustada- Él, se portó mal con nosotros, me engañó y me maltrató, pero hubo un tiempo en que él fue mi único apoyo.
-                            No nos preocupemos por él ahora- dijo mientras la besaba y la hacía olvidarse de sus preocupaciones- Solo quiero que recuerdes, que te amo.


Comentarios

Karras ha dicho que…
Hola Tamara. Te mandé ayer un correo y como no me has contestado no se si lo escribí correctamente. Si lo has recibido hazmelo saber ¿Vale?.
Tamara ha dicho que…
Te acabo de contestar, disculpa Karras. Un besazo.
EldanY dalmaden ha dicho que…
Uhmmm, me cae bien el Wilde, no repara en recursos para intentar conseguir lo que quiere, es un ganador nato aunque esta vez le hayan pillado, como al Urmangarín.

Buenísimo libro te has marcado Tamara, me ha gustado de principio a fin, eres muy buena escritora y me alegro de haberme picado leyéndote.

Un abrazo.
Tamara ha dicho que…
Pues muchísimas gracias por tus palabras Dany, de verdad, son importantes para mí... Y bueno, en cuanto a lo de Wilde, a veces el fín ni justifica los medios.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Hagamos