Eso le pasa por pedir

Javier y Pablo eran 2 hermanos ricos y malvados que iban a la misma iglesia.

Cuando Pablo murió, Javier le entregó al pastor un cuantioso cheque para que mandara a construir un nuevo templo a todo lujo.


Sólo le pongo una condición, le aclaró en tono despótico: Que en el oficio fúnebre diga que mi hermano era un santo.


El pastor accedió y depositó el cheque en el banco. En la ceremonia fúnebre, subió al púlpito y declaró.

Pablo era un hombre malvado, que engañaba a su mujer, y traicionaba a sus amigos, pero comparado con Javier, era un santo.



Comentarios

EldanY dalmaden ha dicho que…
jejeje, y conmigo.
Saludos
sabores compartidos ha dicho que…
jajaja amen.
Seguro que al cura le afectó el vinillo.
un besote
Eva BSanZ ha dicho que…
Muy bueno.

Un beso
ALBORADA ha dicho que…
jajajajjajajja, ahora si, se la hizo y buena, jajaja.


Gracias, Tamara.

Mi saludito
Tamara ha dicho que…
jajajaja Dany, diablillo, que no eres malo, solo travieso. Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Orthos, o lo mismo el hombre no era precisamente muy buena pieza jejejeje. Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Gracias Eva, un besazo.
Tamara ha dicho que…
Alborada, es que anda que pedir que diga cosas buenas si no había ninguna jajajaja. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor