Un encuentro esperado 2.1


2

Los días fueron pasando y entre risas, llantos y algún que otro mareo por el movimiento del barco, las amistades fueron creciendo, conocieron que dos de ellos se habían hecho pareja, algo realmente fantástico, y que todos celebraron.

Pero ellos, pasaban los días, todo el mundo parecía verlo, ella ya lo veía, pero él, era o quería seguir tan ciego como el primer día. Hasta la última noche.

Un mes, y ya se terminaba, a la tarde siguiente llegarían a puerto, y bueno, la fiesta de despedida, los saludos del capitán del barco, la cena entre risas, y la bebida no falto en ningún momento.

Un baile, dos, tres, y ella cambiaba de pareja en el centro de la pista, de repente, sus brazos, los de él, la rodeaban la cintura.

-          Tu no bailas- le sonrió ella.
-          Contigo si- la dijo él.
-          Ni siquiera conmigo- comenzó a reír mientras giraba para cambiar de pareja de nuevo.
-          No- tiró él de ella- solo bailo contigo.
-          Jajajaja, ¿No te parece una tontería privar a la gente de estas entre tus brazos? Las mujeres me lanzan dardos en ese momento.
-          Uhmmmm, que sigan haciéndolo- sonrió él.

Y sin saber como, una vuelta los dejo demasiado cerca, ella pestañeó, sin saber porque ahora, parecía verle cada vez más cerca, porque, no podía apartar la mirada de sus labios, porque, no quería dejar de sentirse fuera de sus brazos nunca más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor