Latidos- Capítulo 2.3



Miró hacía atrás, y decidió que saltar desde el borde no sería tan satisfactorio como volver a correr, volver a sentir el viento contra la cara, y como tus piernas se elevan y tu corazón bombea con fuerza contra tu pecho, y comenzó a alejarse del borde, cogería carrerilla y que el viento, la adrenalina, su corazón, sus pulmones, la velocidad… Le llevaran donde quisieran…

Muy lejos.

Ahora si estaba preparada, y la risa salía de su garganta como si ella no se reconociera a si misma, como si no fuera ella la que hablaba en ese instante.

Un paso, dos, tres, saltó sobre sus propios pies pero el mundo se tambaleaba debajo, había bebido más de lo que pensaba, o tal vez no, como jamás había bebido no lo sabía, y entonces se preparó para coger impulso y comenzar su carrera, su salto a la eternidad.

Comentarios

Aglaia Callia ha dicho que…
Qué vértigo, no solo el físico, también el emocional.

Besos.
Tamara ha dicho que…
Aglaia la vida nos da estas cosas a veces, y duele. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor