Latidos- Prólogo 3



     La joven me pidió que saliera a preguntarle, solo quiere entrar tranquila a esa operación, no hay marcha atrás, ¿No lo comprende? Ella esta de parto, dará a luz a su hijo, la diferencia es saber si es usted el que se quedará con él o los padres de ella, que es la otra opción.
     Entre allí dentro- señaló la puerta que lo separaba del quirófano- y dígale a mi mujer, que basta de tonterías, que no habíamos planeado las cosas así, que si quiere podemos tener otro hijo pero no a cambio de su vida.
     Pero señor…- Intento de nuevo explicarle la enfermera.
     Entre y dígale mi mensaje- grito por fín como comprendiendo que ya no había nada que hacer.
     Su esposa dará a luz señor, este niño vendrá al mundo, ella se sentiría mucho más tranquila si supiera que usted se hará cargo del bebe.
     ¿Ella se sentiría más tranquila? ¿Y yo? ¿Estaré tranquilo?
     Señor las cosas no se remedían así- intentó hacerle bajar la voz la enfermera- Ella ya no tiene opción, surgió una complicación que nada tiene que ver con que ella elija o no quedarse aquí.

Comentarios

Aglaia Callia ha dicho que…
Hola, este relato está lleno de angustia, me pregunto qué pasará.

Besos.
EldanY dalmaden ha dicho que…
Bueno, yo creo, en mi molesta opinión que, vale, puede haber ganas de tener un hijo pero ¿a costa de la madre?
Pues no lo capto.

Saludando y en la sala de espera.
EvaBSanZ ha dicho que…
A una mujer que va a dar a luz lo único que le importa es la salud del bebe.

Feliz Domingo.
My favorites things ha dicho que…
Hola: Que angustia! Una situasión terrible...Una elección
Besitos =)
Tamara ha dicho que…
Muchas gracias a todos por la visita, tengo poco tiempo, así que os contestaré a todos juntos, me encanta que estéis por aquí y leáis mis humildes letras. Muassssss.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor