Latidos- Capítulo 5


Capítulo 5

Ella había pedido no estar sedada cuando su hija llegara al mundo, los médicos la habían informado que el padre del bebe estaba allí y que se haría cargo de la niña en el caso de que la pasara algo, y ella estaba segura de que ese era el final, tan segura como que en ese instante un dolor horrible la atravesaba en dos.
     Hay que sedarte, no resistirás tanto esfuerzo- la dijo el doctor.
     No- dijo ella- doctor los dos sabemos el final y yo quiero ver a mi hija.
     Pero, de la otra forma habrá una esperanza.
     ¿Es padre?- Le preguntó cuando el dolor cesaba y le vio asentir- Déjeme ver a mi hija, por favor.
Y vino otro dolor y ella sabía que había convencido al médico, que los dos estaban seguros de lo que pasaría pero que antes, ella vería a su hija.
     Ya viene- la dijo la enfermera secándola el sudor.
     Ya viene- repitió ella.

Comentarios

Aglaia Callia ha dicho que…
Qué momento, ¿y ahora?

Besos.
EldanY dalmaden ha dicho que…
Pues mejor que no venga, digo yo.
Saludando
jajaja Aglaia, y ahora si viene, pues viene jejejej. Un besazo.
jajaja Dany, era el deseo de ella, así debe ser. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor