¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

8 de abril de 2013

Herida abierta


Las lágrimas corrían por su rostro mientras no dejaba de presionar la herida que podía causar la muerte a ese desconocido.

Minutos después un coche de la policía y una ambulancia llegaban a la zona del suceso. La mujer no había separado sus manos del hueco de bala provocado por ese otro individuo, pero aun así sabía que no había detenido la hemorragia que seguía sangrando y que ese joven con el que reía hace unas horas había perdido mucha sangre.

El médico tomó el pulso del joven que yacía bajo ella, y miro a los presentes indicando un no con la cabeza, el joven había muerto.

¿De qué le conoce?- pregunto el policía minutos después de reconocerse el cadáver.

 Yo- consiguió decir la mujer.

¿De qué le conoce?- Repitió de nuevo sacando una libreta para comenzar su investigación del suceso.

  Él… era mi hijo.


Y no te olvides de unirte a mi página de facebook "El arte de las palabras", encontrarás el enlace en el lateral del blog. Un besazo.

14 comentarios:

Piruja dijo...

Hola Tamara, caray chiquilla nos dejes helados con este relato, ufff es bien triste y haces que parece que estamos allí mismo viéndolo, me ha gustado:)

Besote.

Ana Martinez dijo...

Al leerlo se me ha puesto la carne de gallina. Un gran "pequeño" relato. Un saludo.

Tamara dijo...

Piru lo presenté para un concurso, y no debió triunfar. Un besazo.

Tamara dijo...

Gracias Ana, un placer que lo hayas leído. Un besazo.

Lourdes dijo...

Triste pero muy bello. Es un relato impactante. Un besote

Tamara dijo...

Me alegra que te haya gustado Lourdes. Un besazo.

◊ dissortat ◊ dijo...

Tan... crudo

Citu dijo...

Uy pobrecita, que pena debe ser perder a un hijo. Te mando un beso y te me cuidas

sabores compartidos dijo...

Estas cosas a veces suceden y son bien tristes.
Bonito relato niña
unos besotesssssssss

Francisco Espada dijo...

¡Tremendo! Siendo así, seguro que esa herida no se suturará jamás.

Besos

Tamara dijo...

jejejeje Dissortat, te toco de lleno? Un besazo.

Tamara dijo...

Pues si Citu, este además era un relato que saque de una novela que empecé y no acabé. Un besazo.

Tamara dijo...

Si suceden Orthos y por desgracia. Un besazo.

Tamara dijo...

fff, yo también lo creo Francisco, mi madre siempre dice que estamos preparados para ver morir a una madre, pero no a un hijo. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...