Una nueva vida- Capítulo 2.1


Escorpio y Soller ya eran mayores, se habían casado con dos extranjeras que conocieron en alguno de sus numerosos viajes a Londres, así que abandonaron el domicilio familiar y se marcharon a vivir fuera. Lo que debería haber conllevado que sus padres solo se preocuparan por ella, pero no fue así, Neyda estaba pasando una depresión, pues con sus anteriores hijos siempre había vuelto a ser bella y esbelta, pero la pequeña Radians ya tenía seis meses y Neyda todavía no había recuperado su forma, así que cuando Rina se ofreció a cuidar de la niña mientras ella se aceptaba a sí misma, Neyda acepto en que se hiciera cargo hasta que ella estuviera capacitada para atender a su pequeña pero los meses iban pasando y la pequeña Radians solo se criaba con su abuela, Neyda acompañaba a su marido a todos los viajes así que cuando Rina la ofreció devolverle a su hija, Neyda le pidió que fuera ella la que la criara, solo para que ella pudiera engendrar más hijos y ser la mejor esposa de la corte, que acompañaría a su marido a todos los convites, asambleas y reuniones. 

De este modo fue, como Rina vio su oportunidad de atender y educar a una niña que poseía la belleza de los ángeles y al contrario de con sus hijos, Rina la cogió demasiado cariño, tanto es así que cuando esta comenzaba a crecer la llevo a las mejores escuelas, la educó conforme a los modales de una princesa, la enseñó a llevar una hacienda, con el propósito de que en un futuro pudiera elegir un marido que la tratara bien. 

— Eres el ángel que siempre desee tener como hija- la comentaba Rina todas las noches a Radians- tus padres hicieron bien en elegir ese nombre, ya que tu belleza lo implora, brillas con luz propia mi pequeña.

Radians era perfecta, con tan solo catorce años ya había aprendido todo lo que una buena dama necesita saber sobre el manejo, la administración y la defensa de un palacio, sabía administrar una hacienda y además era preciosa. 

Muchos niños de la escuela de hombres la hacían la corte, ella coqueteaba con todos, la encantaba gustar a los chicos, pero ninguno de ellos había flechado su corazón, Radians estaba educada para ser una princesa, una mujer que pudiera elegir un hombre de dinero. Pues como la había enseñado su abuela, ella no debería enamorarse, el amor no era para las mujeres.

Comentarios

Kike ha dicho que…
Hola, me ha gustado este capitulo. Ummm el amor no es para las mujeres... Bueno bueno, veremos a ver que sucede al final

Besotes
Mela ha dicho que…
Hola Tamara... no me gusta la decisión que tomó Neyda
Y Rina, muy contenta, criando y educando a su nieta
Me ha parecido el colmo que le diga que el amor no es para las mujeres
Está interesante
Besos
ummmm que el amor no era para las mujeres uyyy la abuela que mala eras ya le estoy cogiendo mania
Ana Martinez ha dicho que…
Me tienes enganchadísima Tamara :)
Beatriz Bragança ha dicho que…
Hola, Tamara
Muitos parabens.
A tua narrativa e muito forte!
Como pode uma mae abdicar de uma filha para a companhar o seu marido?!
Espero o desenrolar dos acontecimentos...
Beijinhos
Beatriz
CHARO ha dicho que…
Hay que ver lo que ha crecido ya Radians y lo desafortunada que ha sido al no tener a sus padres con ella........esa falta de cariño de sus progenitores le puede pasar factura.Besicos
Trinity P. Silver ha dicho que…
Siento mucho lo de tu mascota, cuando murió la mía, ni te cuento...
Me gusta este fragmento :)
Besos
Yessy kan ha dicho que…
Pobre Neyda, imagino la frustración por su figura después de sus hijos. Pero la abuela la esta criando muy bien, no le hará falta su mama.
Tamara ha dicho que…
Como veis muy típico de la época jejeje. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor