Una nueva vida- Capítulo 3.3


— Es de día, despierta- la despertó la misma voz que esa mañana- te he traído algo de comer... no te quedes así de pálida, no pretenderás escucharme sin haber probado bocado antes.

— ¿Escucharte?- dijo sentándose en el suelo y mirando la comida que el chico la ofrecía, cogió un pequeño panecillo, la verdad es que tenía hambre.

— Si, tenemos muchas cosas que hacer- la comentó como si esas conversaciones entre ellos hubieran sucedido toda la vida.

— ¿Estas loco?- le preguntó pues era la única cosa que justificaba el comportamiento del joven.

— ¿Loco yo? No princesa, te equivocas, estoy demasiado cuerdo como para dejar que una muchacha tan bella como tú se eche a perder en esta antigua casa palaciega de mi padre.

— Lo siento, supongo que querrás que me marche- dijo levantándose del suelo- bien, me voy ahora, no te preocupes, no la considero mía, discúlpeme por las molestias que haya podido ocasionar, discúlpeme con su padre...

— No te vayas, yo no te lo he pedido- dijo tomándola de la mano- la casa esta abandonada, yo la deje abandonada, es mi herencia y no me importa que la ocupes, ¿sabes que? De hecho quiero que la ocupes, quiero que seas mi amiga.

— ¿Su amiga? Creo que con el dinero que supongo que tiene puede tener a todos los amigos que quiera, el dinero hace el poder.

— No quiero esa clase de amigos, quiero una amiga de verdad, que no me busque por mi dinero.

— ¿Cómo sabe que no le busco por su dinero?

— Eres buena, lo sé, lo note desde el momento en que te vi. Acompáñame- la repitió

— ¿Por qué debo hacerlo?- preguntó volviendo a pensar que definitivamente ese joven estaba más loco de lo que ella creía.

— Porque quieres hacerlo, te pica la curiosidad, tanto como yo tengo ganas de que me acompañes.

— No te has presentado- cambió ella de tema, pero en verdad era una de las razones por las cuales no le acompañaba.

— Mi nombre es José.

— ¿De que familia?- preguntó ella como solía hacer siempre, ¿Sería un Marqués? ¿Un Lord?

— Los apellidos no importan, solo sígueme.

— ¿No quiere saber mi nombre?

— ¿Tienes interés en que lo sepa?

— Supongo que ya que vamos a ser amigos, deberías saber mi nombre.

— Dímelo cuando confíes en mí.

Comentarios

toro ha dicho que…
Bueno realmente las mejores amistades son las menos interesadas.
A ver que pasa en el próximo capítulo.
unos besotesssssssssss
sabores compartidos ha dicho que…
jeje volvió a pasar lo de la cuenta del niño.
otros besotessssssssssss ejje
Mela ha dicho que…
Hola Tamara... No me desagrada José... veremos qué amistad tiene con Radians
Besos
RECOMENZAR ha dicho que…
me gusta te leo
te he encontrado en la red
CHARO ha dicho que…
Esto ya va estando muy interesante, estoy deseando que llegue mañana para leer el siguiente capítulo.Besicos
Anónimo ha dicho que…
Hace días que no te visito, no se cómo me las he arreglado pero me he encontrado con mil cosas para hacer! jeje.

Me gusta el final que le has puesto a este fragmento, decir el nombre cuando tenga confianza...

Por cierto, no te había dado el pésame por Winnie. Cuando forman parte de la familia duele mucho su pérdida.

Un fuerte abrazo!
Ana Martinez ha dicho que…
Cada vez me gusta más, Tamara. Un besito.
Citu ha dicho que…
Uy me encanta el personaje de José te mando un beso y te me cuidas
Beatriz Bragança ha dicho que…
Hola,Tamara
Compuseste personagens verdadeiramente maravilhosas!
Que jovem tao enternecedor e com tao bom coraçao!
O que vira a seguir?!
Parabens pelo teu relato, que promete.
Beijinho
Beatriz
Tamara VN ha dicho que…
Me alegra que os este gustando. Un besazo.
Yessy kan ha dicho que…
Que bien. Radians ha encontrado un protector. ¿Quién será ese chico?
Lindo suspenso.
besos
Tamara VN ha dicho que…
jejeje Yessy, tal vez un ángel de la guarda. Un besazo
imma aurora ha dicho que…
que intriga

http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/
Tamara VN ha dicho que…
jajaja no tanta Inma. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor