¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

23 de mayo de 2014

Una nueva vida- Capítulo 14.7



En verdad la mujer tenía razón, si Radians estaba enferma debía descansar no irse a trabajar según amanecía. José sin preguntar nada a la mujer, se marchó al bar de Alfonsete, ni siquiera se despidió de la anciana que se le quedó mirando boquiabierta. Cuando cogiera Radians iba a decirla lo imprudente que era.

— Señorito José, que madrugador- comentó Alfonsete al verlo pasar- ¿quiere tomar algo?

— No, quiero que me lleven a ver a Ascra y a Radians, necesito hablar con ellas

— Claro, esa sobrina mía, dígale de mi parte que es una imprudencia que se vaya a trabajar tan pronto que debería descansar- se interrumpió y mirando hacia la cocina grito- Amadeo, lleve al señorito José donde esta Radians y Ascra

— Si padre, espéreme fuera señor.

Amadeo cogió el mismo caballo que el día anterior y acompañó a José, esta vez, parecían estar más lejos que el día anterior, José se encontró con Matías al que saludó y después siguió su camino, la gente le miraba sorprendido, pero es que no era muy normal ver a hombres a caballo y mucho menos que Matías lo permitiera.

Ambos se marchaban por el camino principal, por donde Alfonsete les había dicho, aunque no fueron todo lo rápido que José esperaba, porque Amadeo se paraba a hablar con todos los conocidos.

Continuará...

13 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Tienes un estilo único me gusta como escribes

Yessy kan dijo...

Pobre José, que angustia. Pero tarde o temprano la encontrara.
Saludos

CHARO dijo...

En tu novela pasa cómo en mi pueblo que cuando vas a un recado se tarda más de lo normal porque contínuamenmte hay que hacer paradas con gente conocida para charlar un ratito.Besicos

PEPE LASALA dijo...

Una pregunta Tamara, ¿por qué no era muy habitual ver a los hombres a caballo? Un beso y buen finde.

Ana Martinez dijo...

Se está poniendo muy interesante, Tamara. Por cierto, espero que tu familiar se recupere muy pronto. Un abrazo.

Boris Estebitan dijo...

Me encanta como va avanzando la historia, saludos.

J.P. Alexander dijo...

Uy ojala ya José la vea, te mando un abrazo y te me cuidas

Tamara VN dijo...

Gracias a todos por venir a dejarme vuestras letras. Un besazo.

Tamara VN dijo...

Pepe, la mayoría eran trabajadores que no tenían dinero para caballos, solo los que más dinero tenían iban a caballo. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
Estamos com pressa de resolver este assunto e o homem só quer falar com todos os que encontra!!!
Quando chegaremos junto de Radians?!
Um beijinho
Beatriz

Tamara VN dijo...

jejeje Beatriz a ver si se deciden si. Un besazo.

Mela dijo...

No puedo entender que José permita que Amadeo se entretenga hablando... puede hacerlo a la vuelta
Besos

Tamara VN dijo...

jajaja Mela tampoco va a meterle tanta prisa no? Jejeje Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...