Una nueva vida- Capítulo 15.1



— Mi hija- dijo Ascra acercándose- Amadeo me ha dicho que le esperes aquí, ha ido a comentar una cosa con Micaela y enseguida regresa, creo que el primo de Micaela vendrá a recogerte, yo me voy, quiero ponerme algo más elegante antes de que regrese tu padre.

— Si madre, esperaré aquí- la beso en la mejilla despidiéndose

— ¿Quién es el primo de Micaela?

— Mmm- pensó un momento- no sé porque he de contestarte pero lo haré, es Eduardo. Por allí vienen.

— Radians- grito el que se supone que sería Eduardo, era un joven moreno, con ojos color avellana, iba vestido de jinete, como los jinetes que tenía el padre de José en su casa.- Oh, mi bella flor- la sonrió Eduardo.

— Siempre tan atento, buen mozo- coqueteo Radians con él.- disculpa, tal vez ya le conozcas, es el señorito José, hijo del señor Mateo.

— Encantado mi señor- dijo estrechándole la mano- ya veo que os conocéis, discúlpeme señor, pero debo llevarme a la flor más bonita de aquí- dijo tendiéndole la mano a Radians, la cual la tomó y subió delante de Eduardo, que la rodeo con sus brazos, mientras José deseaba darle una buena bofetada por desobediente, no decía que se iba a ir a su casa andando.

— ¿Ha llegado mi padre, Eduardo?- le preguntó Radians sonriéndole.

— Si, ha estado hablando con el señor Mateo, después se ha dirigido a tu casa, me ha dicho que te entretenga por el camino- rio.

— Es normal, tendrá muchas cosas que hablar con mi madre- sonrió Radians- ¿me invitas a una copa?

— ¿Dónde tu tío Alfonsete?

— Donde tú quieras mi buen mozo

— Zumo de uva- dijo tocándola el vientre

— Eduardo, ni que...

— Me preocupo por la salud de mi flor

— Disculpe- se dirigió a José antes de marcharse con Eduardo- nos vamos a tomar algo, supongo que no habrá venido hasta aquí para observarme, porque no me dice lo que quiera y después se marcha y decide no volver a verme más

— Esta noche hablaremos, yo también iré a la fiesta

— ¿Es usted siempre tan pesado?- comentó- viva su vida, preocúpese de su prometida, yo estoy muy bien, ahora si nos disculpas, vámonos mi amor- sonrió a Eduardo que espoleó el caballo

Después ambos se dirigieron al bar de Alfonsete, José los observaba de lejos mientras ella reía, después cuando ya estuvieron a suficiente distancia los siguió, cuando llegaron al bar de Alfonsete, Eduardo bajo del caballo, después la alzó en alto amarrándola de la cintura y la ayudo a bajar, Alfonsete salió a saludarla mientras la abrazaba y la besaba, Eduardo comentó algo y los tres pasaron dentro del bar.

Hasta aquí el capítulo 15, que como ha sido cortito pues continuaremos con el 16. Espero que os esté gustando.

Comentarios

Julia L. Pomposo ha dicho que…
A mi desde luego si, tu forma de escribir es clara y fácil de leer, sigo con interés esta historia.
Cuídate y que se mejore el familiar enfermo. Besos
j.d ha dicho que…
Hola
Buen capitulo
Espero que la familia este bien y siga mejorándose.
un saludo

Jessica ha dicho que…
Espero que tu familiar esté mejor y puedas estar pronto con nosotros al 100%

Un saludo.
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy parece que Radians ya olvido a Jose, pobre chico . Sigue con la historia te mando un beso
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy parece que Radians ya olvido a Jose, pobre chico . Sigue con la historia te mando un beso
Yessy kan ha dicho que…
Me encanta. Me fascina que Radiens le esté dando celos a José. Muy bien, que lo haga sufrir un tanto más.
Besos
Tamara VN ha dicho que…
Gracias, me alegra que os guste. Un besazo.
Karla Ximena ha dicho que…
De a poco anda el caracol. Realmente me está cayendo mal Radians, se comporta como una malcriada. Besos.
Tamara VN ha dicho que…
jjaja Karla a ver que pasa. Un besazo.
Mela ha dicho que…
Creo que Radians va a utilizar a Eduardo para darle celos a José
Esto lo encuentro lógico, a fin de cuentas José tiene una prometida
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor