¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

9 de junio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 17


Capítulo 17

Los días pasaron y José no fue a buscarla, Radians pesaba que se había olvidado de ella, pero pasadas dos semanas, ella lo vio llegar de nuevo con Amadeo. José había intentado reprimir sus impulsos pero no lo consiguió, había intentado todo, incluso se marchó del pueblo para estar cerca de Lidia y ayudarla con los preparativos de la boda, pero aun así no conseguía quitársela de la cabeza, así que esa mañana había decidido ir a buscarla, necesitaba explicarle cosas.

Cuando llegó cerca de ella, alguien a su lado se levantó, era Eduardo que reía, después José lo recordó, los hombres de su padre estaban de permiso, se le habían concedido unos días de vacaciones, tal vez lo mejor sería irse, pero cambió de opinión cuando Radians abrazó a Eduardo y le dio un beso en la mejilla, en ese momento se acercó a ella más rápido, deseaba separarlos, Radians alzó la vista y lo vio, Eduardo lo saludó, pero José no apartó la mirada fija de Radians. El timbre de la hora de comer sonó.

— Vamos a comer- sonrió Amadeo rompiendo el silencio- prima, mi padre te ha hecho carne en salsa, ¿irás, no?

— La prometí a mi madre que iría a comer a casa.

— Tu padre fue a buscarla hace un rato- comentó Amadeo.

— Déjales un rato estar solos- la guiñó el ojo Eduardo mientras ponía el nombre de Radians en la cesta de lo que habían recogido y se la entregaba a Matías que se acercaba con uno de los camiones.

— Está bien, pero no llevo dinero, ¿me invitáis caballeros a tomar algo?

— A ver- dijo Eduardo tocándole el vientre- creo que no- la sonrió- vamos a ir a un sitio tranquilo, ¿quieres ir al manantial?

— No podemos- replico Radians- este hombre me lo ha prohibido, me amenazó con denunciarme- señaló a José

— Pero- interrumpió José- podemos ir nosotros tres e invitar a Micaela y a tu primo que vengan, ¿quieres ir al manantial Amadeo?

— Por supuesto, iré a buscar a Micaela, esperarme allí, Eduardo, cuidado con mi prima 

— La cuidare hermano- la verdad es que Eduardo y Amadeo no eran hermanos pero se trataban como tal, pues siempre estaban juntos.

Continuará...

9 comentarios:

CHARO dijo...

Poco a poco la novela sigue.......bueno no hay prisa.Besicos

CHARO dijo...

Poco a poco la novela sigue.......bueno no hay prisa.Besicos

J.P. Alexander dijo...

Uy como siempre interesante te mando un beso

J.P. Alexander dijo...

Uy como siempre interesante te mando un beso

Yessy kan dijo...

Lo importante que aún hay amor entre ambos. Radians lo está castigando.
Saludos

Tamara VN dijo...

Me alegra que os este gustando. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
E a história continua,mas muito devagar!
Um beijinho
Beatriz

Tamara VN dijo...

Muchas gracias chicas por leerlo. Un besazo.

Mela dijo...

Me he dado cuenta de que Radians también extrañó a José los días que él intentó no verla y olvidarla
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...