¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

10 de junio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 17.1


José, Eduardo y Radians, se dirigieron al manantial, Radians montaba en el caballo de Eduardo, el cual estaba a pocos metros de allí. 

Radians mantenía una larga conversación con Eduardo y le sonreía, le tocaba la cara, le echaba los brazos al cuello, mientras reía, solo de vez en cuando, Eduardo comentaba algo con José, pero Radians no le dirigía la palabra, excepto una vez.

— Ya que estamos como parejas- se dirigió Radians a José- Amadeo y Micaela, Eduardo y yo, ¿porque no te marchas y regresas con su prometida?

— Eso está bien- rio Eduardo- tal vez a ella la gustaría salir algún día de la casa.

— Tampoco debemos pasar mucho tiempo juntos, pues las mujeres se acostumbran demasiado rápido- comentó un poco irritado pues no le hacía gracia eso de las parejas

Cuando llegaron al manantial, José buscó un árbol para atar a Tinieblas y después de atarlo, se dirigió al caballo y tendió los brazos a Radians para ayudarla a bajar, pero ella, se dio la vuelta y mirando para el lado contrario de donde estaba José se bajó. Eduardo, los observó mientras ataba el caballo y rio.

— Que testaruda eres- la comento a Radians- deberías dejar que te ayudaran más a menudo.

— Yo nunca he necesitado ayuda- dijo mirando a los ojos a José, que estaba al otro lado del caballo- y la única vez que la acepte, casi me matan, así que, mejor sola, que mal acompañada. 

Radians se apartó del caballo y observó el manantial, el agua estaba muy tranquila, podría sumergirse, y olvidarse de lo que estaba ocurriendo, después se tumbaría en un claro donde diera el sol y se dormiría, relajada y tranquila.

Continuará...

8 comentarios:

CHARO dijo...

Ya estoy deseando dar ese baño en el manantial, espero que no le ocurra algo y tenga que intervenir Jose.Besicos

Yessy kan dijo...

Me encanto la reacción de Radians. =)
Besos

Ana Martinez dijo...

Me está gustando mucho este capitulo, Tamara. Un besazo.

J.P. Alexander dijo...

Uy lo dejaste interesante, esperemos a ver que pasa con Radians y José

Tamara VN dijo...

Me alegra que os guste chicas jejeje. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
Radians é muito dura!
Estou a gostar.
Um beijinho
Beatriz

Tamara VN dijo...

Muchas gracias chicas por leerlo. Un besazo.

Mela dijo...

Radians es muy testaruda y muy orgullosa
Bueno, también es cierto que está dolida
Y probablemente hasta tenga celos de Lidia
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...