¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

13 de junio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 17.4


El sol comenzó a calentar cada vez más, Eduardo y Radians salieron del agua y se tumbaron en el césped. Radians estaba boca abajo y Eduardo la masajeaba la espalda, por encima de la camiseta, después Eduardo comenzó a acariciarla los brazos y de repente, mientras José les observaba la beso el cuello. 

Micaela y Amadeo se habían metido al agua, Lidia se había quedado dormida y José tenía cada vez más calor, así que se quitó los pantalones quedándose en ropa interior y se sumergió en el manantial, nado un buen rato, para que se le acabara el mal humor y se le quitara el enfado o los celos que le producía la escena de los dos tortolitos acariciándose.

Micaela salió del agua y Amadeo se sentó en la orilla, esta corrió y se tiró encima de Radians mojada, esta abrió los ojos de repente, miró a Micaela y comenzó a reír.

Micaela la observó, reía por no llorar, pues Micaela no sabía lo que ella sufría cada vez que la tocaban en la cicatriz y no solo la había tocado sino que se había tirado encima. Eduardo la miró, sabía lo que ella estaba sintiendo y pidió a Micaela que les dejara estar solos, que tenían que charlar, Micaela se marchó de nuevo al lado de Amadeo que conversaba con José en la orilla.

— Eduardo- susurro Radians mientras se ponía pálida

— ¿Qué te ocurre?- dijo Eduardo mirándola y sujetándola la cabeza que se la caía hacia atrás.

— Llévame al médico- y fueron las últimas palabras que dijo Radians antes de perder de nuevo el conocimiento.
Continuará...

12 comentarios:

Trinity P. Silver dijo...

Monodosis de esta estupenda historia :)
Espero que haya terminado ya el tema de hospitales y que estés más tranquila :)
Besos

CHARO dijo...

Pobrecilla de Radians y es que no se cuida nada.¿Que tal va tu familiar enfermo? Besicos

CHARO dijo...

Pobrecilla de Radians y es que no se cuida nada.¿Que tal va tu familiar enfermo? Besicos

PEPE LASALA dijo...

Me quedo espectante, me da penilla Radians. ¿Qué tal va todo Tamara?, espero que un poquito mejor. Un beso enorme y ánimo.

Ana Martinez dijo...

¡Pobre Radians! A ver si se recuperar pronto. Un besito y buen finde.

J.P. Alexander dijo...

Uy pobre Radians, ojala no se enferme mucho . Te mando un abrazo y te me cuidas

Tamara VN dijo...

Gracias por leerme y por comentar. Un besazo.

Yessy kan dijo...

Pobrecita de Radiens, no se cuida y anda de parranda.
Besos

Tamara VN dijo...

Parece que la joven quiere hacerse la fuerte Yessy. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
Mais um momento alto!
O que virá a seguir?
Um beijinho
Beatriz

Tamara VN dijo...

Muchas gracias Beatriz por leerlo. Un besazo.

Mela dijo...

Lidia se ha quedado dormida, debe aburrirse
Y Radians parece que no está nada bien
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...