¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

25 de junio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 18.2


José pidió un coche y después salió de la casa, debía hablar con Ascra antes de que ella hablara con Nicolás y le contara todo, Ascra debía comprender que lo que José le proponía era lo mejor para Radians, la pagarían los mejores médicos, descansaría y así en un mes o dos la herida estaría curada, aunque tal vez hubiera que operarla pero eso se vería según avanzan las semanas. 

Mientras tanto Mateo le pidió al médico que se instalara en la casa y le contó toda la historia, pero Radians no debía saber que el médico lo estaba pagando José si no que pensara que lo hacía como una buena obra o que se lo dejaría al precio que le cobraría el otro médico.

José llegó donde vivía Radians y llamó a la puerta, Ascra salió a recibirlo, con una sonrisa, esperaba que fuera su esposo, que había ido a la casa del señor a contarle que tal había ido el viaje y a devolverle a Radians y se sorprendió al ver a José.

— Señora- saludó José inclinando la cabeza

— ¿Qué quiere?- preguntó Ascra mirando hacia todos los lados- mi hija no está todavía aquí, no le ha dado tiempo a mi esposo a traerla de vuelta, así que le agradecería que la dejara respirar y vivir su vida.

— De ella vengo a hablarle- comentó José- ¿me permite pasar?

— Por supuesto, pase, ¿qué tiene que hablarme de ella? Si viene a amenazarme otra vez, más vale que se vaya- le dijo desafiante esta vez

— Su hija se ha desmayado, supongo que lo sabe ¿no es así?

— Claro que lo sé, y también que usted se la llevó a su casa y ahora quiero que me la devuelva, ¿dónde está?

— Está en mi casa, y vengo a hablarle de eso, el médico la ha mirado, me ha dicho que la herida ha cicatrizado por fuera y no ha cicatrizado por dentro, necesita guardar reposo y tal vez que la operen, he hablado con su marido, ella debe permanecer en mi casa, pero su marido me ha dicho que si él se entera de algo malo la sacará de allí, yo la pediría, no por mí, sino por su hija, que no diga nada de lo que paso en el pasado, en mi casa estaría bien atendida, he puesto los mejores médicos a su disposición, se curará.

— Nosotros no tenemos dinero para pagarlos- se defendió- así que Radians debe volver aquí.

— Lo pagaría yo, pero su esposo no debe saber nada, además voy a firmarla un permiso para que no vaya a trabajar y la cuide, ella necesitará estar acompañada, lo único que la pido es que no le diga nada a su esposo, yo correré con todos los gastos y me ocuparé de todo, al fin y al cabo me siento culpable de alguna manera.

— Está bien, lo haré por ella, pero si me entero de que ella lo está pasando mal la sacare de allí. Pero tiene usted que prometerme algo.

— Lo que usted quiera

— No se acercará a ella si no quiere recibirle, no la denunciará y la dejará marcharse en cuanto ella lo decida

— Lo prometo, pero hágalo por ella y ayúdeme a que se quede allí, seguramente no querrá estar conmigo pero como en mi casa no estará en ningún lugar, ahora si quiere puede acompañarme, su esposo esta con ella.

— Está bien, espere que me preparo y cojo algunas cosas.

7 comentarios:

Yessy kan dijo...

Que buena determinación de José. Pensé que la señora Ascra no aceptaría la proposición.
Saludos

Karla Ximena dijo...

Sin leer, no quiero perderme ninguna sorpresa, lo malo no me llego poner al día, pero uno de estos días lo voy a hacer. Besos y que tengas un lindo día.

J.P. Alexander dijo...

Uy a ver que pasa y por lo menos Radians mejora . Un beso y te me cuidas

Tamara VN dijo...

Gracias chicas por seguir el libro. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
Estou admirada!
Desta vez,Ascra portou-se muito bem! Costuma ter o hábito de fazer como o animal de Sancho Pança - enfia a cabeça para um lado e não se desvia nem um milímetro...
Foi sensata!
Parabéns
Um beijinho
Beatriz

Tamara VN dijo...

Gracias Beatriz por venir a leerme. Un besazo.

Mela dijo...

Bueno, por lo menos Ascra ha razonado y comprendido que por el bien de Radians es mejor que permanezca en la casa de José
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...