¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

1 de julio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 19


Regresamos con el siguiente capítulo, espero que no se haga muy largo, pero bueno, va llegando el veranito y siempre tenemos más tiempo pero menos ganas de estar al ordenador, aún así, espero que os toméis vuestro tiempo en leerlo con calma, empiezan las discusiones y se empieza a ver el verdadero carácter de Lidia.

Capítulo 19

Lo que quedaba de tarde pasó despacio, después cuando anocheció, el doctor les indicó que Radians no se despertaría hasta mañana por lo que Mateo les ofreció un coche a Ascra y Nicolás, para que descansaran, a primera hora el coche estaría de nuevo para recogerles.

Ascra y Nicolás aceptaron y el coche les llevó hasta su hogar, Mateo habló unas horas con Matías y le explicó la situación y el permiso que se les concedía a Ascra y a Nicolás para que faltaran al trabajo, después José, Lidia y Mateo cenaron en el salón.

Lidia comentó animada lo que había pasado esa tarde y lo bien que había estado, después le habló a José de Eduardo y como la había hecho reír, también le comentó que le había hablado de Radians y explicado lo de su familia. 

— ¿Qué tal lo pasaste Lidia?-preguntó Mateo

— Muy bien, estuve en un manantial, la verdad es que buscaba a José y me encontré con Matías, el capataz, ¿no se llama así?

— Si, así se llama- contesto José

— Pues me lo encontré cuando buscaba a José y me dijo que me enseñaría la finca pero le dije que mejor me llevara al bar ese del tal Alfonsete que tal vez José estaría allí y cuando íbamos para allá oímos ruidos en el manantial y me encontré con José, así que ya me quede allí, lo único que como el sol me daba en la cara pues nada que con el calor me quede dormida, me sorprendí al no ver a mi prometido allí, pero supuse que sería por algo importante, después Eduardo me lo explicó, es un hombre muy atento la verdad.

— Me alegro de que lo pasaras bien- admitió José

— Por cierto, no me acordaba, me estuvo hablando de Radians, me contó lo de su familia, que pena de verdad, a saber lo que esa chica ha vivido, yo no es por meterme con ella, pero pobre, cuando la encontraron, llevaba caminando ya varios días, llegó al bosque de la entrada de la hacienda y se desmayó, menos mal que Ascra pasaba por allí que si no hubiera muerto, dicen que llevaba mucho dinero y una medalla, es extraño que llevara mucho dinero, yo digo y he pensado, aunque no lo he dicho que tal vez fuera una mujer de mala vida, vamos que sino porque la iban a haber disparado.

— No es una mujer de mala vida- comentó José irritado- y perdona Lidia pero no te consiento que hables así de ella

— Pero si yo no digo nada mi amor, solo mira la actitud que tiene con Eduardo y él me ha dicho que no hay nada entre ellos, pero yo sé que no hay nada oficial, como lo tuyo y lo mío, pero extra oficial quien sabe, cariño que las mujeres de mala vida con pocos recursos, no sabes a que se pueden dedicar- le dijo como riñéndole por defenderla

— Basta- grito José- no hables así de ella- dijo mientras se marchaba a la cocina, aunque luego regresó con un vaso de agua

— Cielo- interrumpió Lidia- habérselo pedido a la criada

— No quería molestar- la sonrió forzadamente

— No es molestia, las pagas- le explicó sin más, pues la verdad, Lidia era muy amable y estaba acostumbrada a esa vida

— Será que yo no pienso lo mismo que tú

9 comentarios:

Ana Martinez dijo...

¡Qué interesante se está poniendo la cosa! Un besito.

CHARO dijo...

Bueno ya se está poniendo de nuevo interesante.....Lidia me parece que tiene una lengua un tanto dañina.Besicos

J.P. Alexander dijo...

Uy no sé ami no me cae Lidia te mando un abrazo

Tamara VN dijo...

Gracias chicas me alegra que os guste. Un besazo.

Yessy kan dijo...

Ya está sacando las garras. Y eso que aún no sabe que existió entre José y Radians.
Besos

Tamara VN dijo...

Ainsss Yessy la que se va a montar jejeje. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
Lìdia abusou!
Como pode tirar conclusões sem sequer conhecer bem a jovem?!
Um beijinho
Beatriz

Tamara VN dijo...

Beatriz a veces así somo las mujeres jejejejej

Mela dijo...

Hola Tamara... retomo la lectura de tu novela
Me ha gustado este capítulo, me ha gustado que José defienda a Radians
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...