¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

3 de julio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 19.2


Ascra y Nicolás entraron en la habitación, Ascra se acercó a la cama de Radians y la miró, de repente vio como una lágrima rodaba por la mejilla de su pequeña, aunque Radians no era su hija, ella la había cuidado como tal, como decía Radians, Ascra fue la que le devolvió la vida y las ganas de sonreír, la dio ánimos y fuerzas para seguir adelante... se había comportado en todo este tiempo como una madre y Radians la quería, así que Ascra también la había tomado cariño.

— ¿Qué tiene doctor?- le preguntó Nicolás.

— No tiene nada, ayer abrí la herida y la cure, desde hoy comenzamos de nuevo la cura.

— Mi niña- se acercó Ascra a la cama y la agarró de la mano- ¿qué te ocurre mi pequeña?

— Madre, me encuentro mal- habló por primera vez desde días antes con la voz cansada

— ¿Por qué lloras, mi niña?- preguntó Ascra preocupada y todos quedaron en silencio, pues Radians la oía y parecía contestarla en sueños aunque tenía los ojos abiertos

— Me duele- suspiró y tragó saliva

— ¿Te encuentras mal en esta casa?- la preguntó

— No madre, pero me duele la herida- contestó sin saber ni siquiera donde se encontraba

— Cariño, ya te ha explicado el doctor que te la abrieron por tu bien

— Ya estaba curada, madre, yo sé que estaba curada- Ascra notó como Radians se ponía pálida

— ¿Qué te ocurre mi pequeña?- dijo amarrándola de la mano

— Madre, me encuentro mal- dijo Radians mientras se la volvía a nublar la vista- me encuentro muy mal- susurro y volvió a perder el conocimiento.

1 comentario:

Mela dijo...

¡Vaya, pobre Radians! Ella dice que la herida ya estaba curada... pero el doctor no opinaba lo mismo
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...