¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

3 de agosto de 2014

Una nueva vida- Capítulo 23


Llegada la media noche, Flor subió al cuarto golpeó la puerta como la había enseñado José para que solo pudiera hacerlo ella y este la abrió, dos hombre de José, entraron una bañera y agua, además de comida y medicamentos, en poco tiempo, la habitación estuvo habituada para pasar allí una larga temporada. Flor le explicó que sabía que sus hombres le serían fiel y no dirían a nadie por donde le pasaban comida, lo que no se fiaba de los criados. Agradeciéndoselo la beso la mejilla y Flor se sonrojo.
     Te juro que te recompensare Flor
     No hace falta, la he cogido cariño y confió en que usted la cuidará bien
Cuando Flor se hubo marchado, José pidió a sus hombres que le llevaran madera y clavos, pues tenía que cerrar mejor la puerta, sino sabía que la tirarían abajo. Los hombres aceptaron y José les indicó que le llevaran ropa de muda y que si Ascra no cambiaba de opinión, la sacarían de allí y la llevarían a una cabaña que les mandó construir dentro de los límites de su tierra pero escondida, sabía que su padre no utilizaba todos los acres y que allí no la encontrarían.
     ¿Qué le diremos a Lidia?- preguntó Tomás, uno de los hombres.
     De momento nada, si decido irme, yo mismo la dejaré una carta, ahora marchaos, debo curarla antes de que el agua se enfríe.
Como si les hubiera leído el pensamiento, Flor volvió con mantas, leña para avivar el hogar y ropa limpia de José, incluso le trajo algunas prendas de la hermana de este para que se las pusiera a Radians.

Después los tres se despidieron deseándoles buenas noches, aunque José espero a que sus hombre le llevaran las maderas y los clavos antes de dormirse, cuando estos se las trajeron, pidió que se llevaran el agua que ya estaba fría y que trajeran más agua y un cuenco para calentar el agua en el hogar. Cuando todo estuvo listo, José cerró la puerta de nuevo y puso la cómoda delante.

Continuará

3 comentarios:

Yessy kan dijo...

José está haciendo lo que el corazón le ordena. Me gusta esta vuelta que ha tomado.
Saludos

Tamara VN dijo...

Gracias por venir chicas. Un besazo.

Mela dijo...

Veo que José se ha atrincherado en la habitación ;-)
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...