¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

6 de agosto de 2014

Una nueva vida- Capítulo 24.1



Cuando él estaba en el lugar de Radians el doctor le había enseñado a curarse, así que tenía que hacer los mismos procedimientos, una gran costra de color marrón rojizo cubría la herida, limpió alrededor de esta y antes de taparla la hecho un ungüento para el dolor, por la noche, haría el mismo procedimiento y a la mañana siguiente comenzaría a echarla miel para que no la quedara apenas cicatriz. Volvió a tapar la herida, presionando con las vendas ligeramente para que ella se sintiera aliviada y no la tirara tanto la costra, después le toco la frente para comprobar que no tenía fiebre y la sonrió.

— Pronto no quedara apenas dolor, el ungüento que te he echado, calma el dolor y relaja los músculos

— Eso espero- le sonrió

Después José la ayudó a comer, gachas con un tazón de te caliente, para que el cuerpo la entrara en calor, horas después llegó Ascra que grito unos minutos y al ver que no consiguió nada llamando a José, comenzó a llamar a su hija. Radians sonrió mientras José la miraba.

— Madre estoy bien, no te preocupes, ve a casa- gritó

José la miró y aunque le molestó lo que había hecho pues ella prometió no contestar a su madre, por lo menos dijo que estaba bien, lo que calmaría a Ascra. Después sonrió pensando que era normal que su madre se preocupara por ella, igual que era normal que Radians se preocupara porque su madre estuviera preocupada por ella.

Radians pidió disculpas a José por haber contestado y cuando su madre se marchó, le pidió levantarse de la cama, quería ver como estaba su pequeño cuerpo y si la costaría mucho andar.

Continuará...

4 comentarios:

CHARO dijo...

Ya me gustaría a mí tener a alguien que me cuidase con tanto mimo:-) Besicos

Yessy kan dijo...

Valla, menos mal que Radians contesto. =)
Saludos

Tamara VN dijo...

CHARO yo también quiero uno así jejejej, gracias por venir chicas. UN besazo.

Mela dijo...

Bueno, por lo menos Ascra no ha tirado la puerta abajo ;-)
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...