Una nueva vida- Capítulo 26


Después de hablar con los padres de Radians, José comenzó el camino de regreso a casa, pero se detuvo para comprar unas fresas a una mujer en un puesto del pueblo.

Cuando regresó a su casa el criado que hacía las funciones de mayordomo salió a abrirle la puerta pues con eso de que por la noche se celebraría un compromiso ya se esperaban invitados y su padre había decidido que fuera el mayordomo el que abriera la puerta cada vez que llamaran, en vez de las criadas.

José entregó la cesta con las fresas al mayordomo que sonrió y le miró extrañado pues normalmente no hacía falta que los señores compraran nada de la comida, se lo decían a los criados y estos iban a comprar.

— Son fresas- anunció José- pero no son para la casa, son para que las lleves a mi cuarto y las coloques con una botella de champán encima de la cómoda.

— Su cuarto, ¿el de la señorita Radians?

— Si, el de la señorita Radians, Charles, no te quedes así, ve y deja las cosas en el cuarto.

José se disponía entonces a subir los peldaños de la escalera cuando de lejos vio a un hombre en el salón, Flor muy nerviosa salió de la cocina con una taza de te y al verle allí, con un tono rebosante de nerviosismo, pero sin demostrarlo demasiado le anunció.

— Señorito José, el padre de la señorita Lidia, le espera en el salón

— ¿Tan pronto ha llegado?- espetó José

— Si, llego hace un rato, me ha pedido una taza de té, al parecer esta bastante nervioso, pidió hablar con usted en persona, aunque lo intentó su administrador y también su padre.

Comentarios

Yessy kan ha dicho que…
Holy guacamolly!!
Ya se armó, que querrá hablar el padre de Lidia con José? Tamara, que se me acaban las uñas de tanto suspenso! =)
Besos
Tamara VN ha dicho que…
Gracias por venir a leerme. Un besazo.
Mela ha dicho que…
Creo que con el padre de Lidia, van a comenzar los problemas
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor