Una nueva vida- Capítulo 27.3


Horas más tarde, todos los invitados habían llegado, José impaciente subió a buscar a Radians.

— Radians, ¿estas lista?- dijo entrando en el cuarto- ya han llegado todos los invitados- se le entrecortó la voz al entrar en el cuarto y verla tan hermosa, lucía un vestido de color salmón, con unos guantes del mismo color, además llevaba puesto un collar de perlas.

— ¿Estoy bien?- preguntó ella nerviosa

— Estas preciosa, todo el mundo me envidiara, ¿bajamos?

— Si, supongo que no puedo demorarme más, nunca he ido a una fiesta así y tengo miedo de...

— La herida ya esta curada, no creo que se te abra, dame la mano, bajaremos juntos.

José se movió con mucha delicadeza, la agarró del brazo y se lo posó en el suyo. A partir de ahora sería así siempre.

— Tranquilízate, no creo que haya dama más bella que tú- la sonrió, Radians llevaba el pelo sujeto con una redecilla del mismo color y una corona bordeaba su peinado, aunque algunos mechones caían por su espalda.

La piel de Radians estaba de color crema, tantos días sin tomar el sol la había quitado el moreno de la piel. Las pestañas eran oscuras pero a medida que se acercaban a la punta se volvían de color miel y cubrían sus ojos del mismo color. Tenía la nariz pequeña pero graciosa, ya que cuando reía se la movía la punta. La boca era grande y los labios eran gruesos los llevaba pintados de un color claro. La garganta se le veía debido al recogido y era tan sensual que José deseo besarla, pero aguanto el deseo, además el escote del vestido dejaba ver sus pechos rosados que subían y bajaban al ritmo de su respiración.

Torcieron el pasillo y quedaron frente a las escaleras, Mateo se volvió al oír ruidos y la observó agarrada a su hijo.

— En verdad hacen buena pareja- comentó a Irene que sonrió a su padre- discúlpanos hija, la dejamos unos de tus vestidos.

— No importa padre, la quedan mejor a ella que a mi, además, Lidia es la mujer de mi hermano ¿no?

— Cariño, no es Lidia- comentó su padre- se llama Radians, ya te explicará tu hermano que ha roto su compromiso

— Si él no era feliz, yo me alegro, mira como la sonríe, padre- dijo mientras José y Radians bajaban las escaleras- ahora si es feliz

— Eso espero- espeto la madre- porque romper un compromiso es muy serio

— Cállate Hanna- la regañó su esposo silenciándola

Comentarios

Yessy kan ha dicho que…
Me gusto la reacción de la hermana. =)
Saludos
Tamara VN ha dicho que…
Gracias Yessy por venir a leerme. Un besazo.
Mela ha dicho que…
Irene ha sido muy comprensiva... pero creo que a la madre no le gusta que su hijo haya roto su compromiso con Lidia
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor