Una nueva vida- Capítulo 29.1

  
Radians no bajaba y José no aguantaba más, estaba seguro de que habían pasado ya más de lo que la había dicho, así que volvió a subir a buscarla, esta vez Flor salía de la habitación.

— Señor, se esta vistiendo.

— Ya ha terminado el plazo de tiempo

— Pero señor- grito Flor mientras José abría la puerta.

Radians maldijo en voz baja cuando oyó que José entraba en la otra habitación, y buscó apresuradamente la toalla ya que estaba metida en la bañera. José cerró la puerta tras él y echo a Flor de la habitación, ya que la mujer entró detrás de él, después se acercó a Radians y sin avisarla la sacó de la bañera la llevo junto al hogar y la quitó la toalla con la que se cubría para secarla más rápidamente.

— José- grito Radians- no puedes hacer esto- volvió a gritar

— Te aseguro que me da igual lo que pueda o no pueda hacer

— Deseo vestirme sola- grito Radians

— Y yo te deseo a ti, ya llevo demasiado tiempo dándote gusto, ahora me toca a mi

— ¿Qué vas a hacer?

— O, te aseguro que no te voy a violar, estoy demasiado airado como para hacerte ahora el amor, aunque también estoy excitado.

La seco con decisión y la ayudó a vestirse con el vestido malva que el eligió del armario, después la sentó ante el tocador y la dijo que se peinara, cuando ella hubo terminado la ayudó a levantarse del tocador.

— Así estas mucho mejor y sonríe un poco- la observó detenidamente- Radians no puedo permitir que te sigas culpando de algo que no has hecho

La miró de arriba abajo y deseo hacerla el amor, pero tenían prisa, aunque podía tentarla, así que la atrajo hacía si y amarrándola de la barbilla la beso en la boca a conciencia, después la levantó del suelo amarrándola del trasero, y la apretó contra sí para que ella notara su erección.

— Suéltame

— No deseas eso- dijo excitado José.

La llevo hasta la cama, después comenzó a besarla por el cuello, José se sentía ardiente y lascivamente débil. No se sorprendió cuando Radians finalmente cedió y le abrazo. José la levanto la falda y la toco en la única parte de su cuerpo que jamás nadie la había tocado, que comenzó a humedecerse, como ella nunca antes lo había sentido.

Podría interrumpir el capítulo aquí, pero esperar a mañana que sigue jejejeje. Espero que os este gustando.

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Vaya con Jose a esto se le llama tener caracter......ya vamos por buen camino.Besicos
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy por fin me puse a leer los capítulos que has puesto mientras estaba en vacaciones . Uy lo dejaste en la mejor parte. Te mando un abrazo
Yessy kan ha dicho que…
Me encanto como José enfrento a Radians, muy provocativo y seductor. Y Radians no se quedó atrás. Genial!
Besos
Tamara VN ha dicho que…
Me alegra que os este gustando. Un besazo.
Mela ha dicho que…
... Y comienza a desatarse una gran pasión ;-)
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

BLOG REGISTRADO