Una nueva vida- Capítulo 38.1


Radians esperó a que Matías volviera del establo y después entró con él a la casa.

Desde la puerta de la calle Radians oía los gritos de Sajira pero cuando entró a la casa lo que oía eran los gritos de Eric, Matías la acompañó a la sala y después se marchó a la cocina.

— Radians- corrió Eric hacia ella- dala algo por favor, dala algo para que se calme- la suplicó- no soporto esos gritos

— Eric, lo primero que deberías hacer es calmarte- le agarró de los brazos- sino te calmas a ella la pondrás más nerviosa, piensa que es ella la que tiene los dolores, haz caso a tus hermanos y tranquilízate, pediré en la cocina que te hagan un té y prepararé algo para tu esposa, pero si no te tranquilizas no la daré nada

— Está bien- la asintió Eric- pero cálmaselo

Radians salió de la sala y fue hacía la cocina, allí estaba el cocinero, agua caliente hervía en las ollas que rápidamente los criados subían a la sala al igual que cubos de agua fría para refrescarla la cara a la parturienta.

— Flor- le dijo a la criada cuando entró en la cocina- preparen una taza de té para el señorito Eric y por favor lo antes posible y ustedes- grito a los criados- tranquilícense que ponen nervioso a cualquiera, haber ustedes- les dijo a los hombres que preparaban el agua caliente- suban tres cubos de agua caliente y bajen todos los que haya arriba que no hace falta más, cuando haya tenido al bebe entonces subirán más y se les avisara y ustedes- miro a unos hombres que llevaban cubos de agua para sacar del pozo- lleven otros tres cubos intercaladamente uno detrás de otro, saquen el agua del pozo y ya se les avisara si se necesitan más- comenzó Radians a organizarlo todo, pues había vivido otros partos de aldeanas del pueblo y había visto a su madre ordenar de ese modo y pedir las cosas necesarias. Ustedes- las indicó a tres criadas- lleven cuatro toallas y cuatro trapos para mojar a la parturienta la frente y después vuelvan a sus tareas, preparen sabanas por si se necesitan. Bien los demás fuera de la cocina y vuelvan a sus recamaras o esperen en una de las salas atiendan a los hombres y esperen indicaciones. Y ahora, Violeta acompáñame debemos recoger unas plantas para preparar algo para el dolor.

José vio como los criados que subían y bajaban por las escaleras empezaron a organizarse, el té de Eric estuvo listo en unos segundos, los criados que ponían más nervioso al futuro padre se fueron retirando, la casa se quedó más tranquila. 

— Flor- le hablo José cuando fue a entregarle el té a Eric- ¿qué ha ocurrido? , ¿dónde está la gente?

— La señorita Radians indicó lo que tenía que hacer cada uno y ahora veo que las cosas van mejor incluso el señorito Eric se ha calmado

— ¿Radians hizo todo esto?

— Si mi señor y ahora si me disculpa iré a ver si necesitan algo más

— Por supuesto, vaya- se despidió José y se acercó para hablar a Eric y a su padre y comentarles lo que había hecho.

Comentarios

Mela ha dicho que…
Hola Tamara... Radians lo ha organizado todo muy bien... creo que José se ha sorprendido y que va a sentirse orgulloso de ella
Besos
Jessica ha dicho que…
Hoy paso de nuevo rápido, pero no por ello voy a pasar sin dejarte un saludo ;)

Un abrazo!
CHARO ha dicho que…
Dicen que es mucho más dificil mandar hacer que hacerlo uno mismo y Radians ha demostrado que sabe mandar hacer.Besicos
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy parce que ya se llevan bien veamos que pasa. Te mando un beso
Yessy kan ha dicho que…
Que bien, Radiens pudo controlar muy bien la situación.
Abrazo

Entradas populares de este blog

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO