Vuelvo a escribir del amor



Vuelve a escribir del amor, eso me dijeron las musas una tarde viendo una película y aunque me dio pereza, decidí hacerlo.

Volví a escribir del amor, y me di cuenta de lo orgullosa que estaba al enamorarme de el, es tan hermoso amar la vida, amar la naturaleza, amar la inmensidad que provoca la amistad, amar los sentimientos que transmite un abrazo...  y volví a escribir del amor, y me di cuenta de que mis dedos vagaban solos por las teclas, de que mi mente se abría, mis ojos no podían quitar la mirada de la pantalla y en mi boca se había formado una sonrisa.

Y ahora, vuelvo a escribir del amor, no del apasionado, romántico, tonto o ciego amor, sino del real, del amor que crece dentro y que no importa que nos sea correspondido porque esta ahí, se mueve dentro y fluye y duele, pero cuando aceptamos ese amor, aceptamos que esta con nosotros, que no se irá, y que hay que hacerle hueco, entonces, ese amor nos llena, nos hace fuertes, valientes y luchadores, porque el amor mueve el mundo, ya lo habréis oído alguna vez, y el mundo provoca amor.

Y las musas me hablan y me piden que sea capaz de dejar de escribir, pero cuando una persona se siente viva, da igual que no escriba, la mente divaga, pide, ordena... porque la vida es felicidad y los problemas son menores cuando nos damos cuenta de que solo tenemos un instante para vivir un momento justo y que si lo dejas pasar, jamás volverá.

Di te quiero cada día sin importar quien te escuche, a quien le de vergüenza o quien te lo devuelva, di te quiero porque tus sentimientos no deben dejar de pasar la oportunidad para decirlo; y da las gracias a cada instante, porque reforzar las cosas positivas ayuda a que vuelvan a ocurrir, porque agradecer es sentir afecto, saber empatizar; y grita te amo cuando lo sientas, no lo escondas, porque puede hacerte vulnerable, pero la única manera de sentir, de tener, de poder pedir, es dando, y nadie te dará nada sino arriesgas a perder; y enamórate, víve ese amor, sufre, llora, ríe, diviértete, porque estar enamorado no es una ofensa y no es negativo, implica tener corazón, y llénalo de cicatrices, de metas cumplidas, de nuevos aniversarios, y rompe esas reglas, y cuando hayas acabado de llorar por ese amor que has perdido, enamórate de nuevo y vive ese nuevo amor con intensidad, porque nunca es tarde para amar y nunca es tarde para volver a escribir del amor.

Pero sobre todo, jamás dejes que las lágrimas empañen tu mañana, porque hoy puede estar nublado, pero mañana... mañana puede que el sol aparezca tras tu ventana, y si has bajado las persianas te estarás perdiendo un nuevo momento, un segundo único y que no volverá a repetirse para los que se quedaron llorando el anochecer del día anterior.

Por ti, por mi, por ellos, hoy vuelvo a escribir del amor.

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Bonito escrito sobre el AMOR, me ha gustado mucho.Besicos
Aglaia Callia ha dicho que…
Hermosas palabras, Tamara y las comparto el cien por ciento, gracias por esta entrada.

Besos.
J.P. Alexander ha dicho que…
Animo, nena como dice una amiga mía que las musas te acompañen
Yessy kan ha dicho que…
Que hermoso texto sobre el amor. Muchas gracias por los consejos que nos ofrece. =)
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Hagamos