Una nueva vida 46


Radians despertó de súbito por la mañana, Mary había entrado a la habitación y sacaba de uno de los baúles el vestido que la tarde anterior Radians le había indicado que se pondría esa mañana.

— Lamento haberla levantado- hablo Mary- pero su hermano me ha pedido que este abajo en una hora

— ¿Ocurre algo?

— No, solo que algunos invitados se quedaron a dormir anoche y conviene que usted haga acto de presencia en la sala- dijo mientras abría la puerta para que dos criados entraran con agua caliente y la vertieran en la tina- ¿se bañará ahora?

— Claro, me vendrá bien relajarme

— Estaba segura de eso.

— Radians- entró Lorena gritando y llorando

— ¿Qué te ocurre?- la preguntó mientras la abrazaba y Lorena sollozaba apoyada en sus hombros

— Se va, me deja- sollozó y sus pequeños y frágiles brazos temblaron

— ¿Dónde va?, y ¿quién se va?

— Eduardo, me mando una nota esta mañana, me decía que se marchaba que no podía seguir conmigo

— ¿Tu padre hablo con él?

— No, no lo sé- dijo secándose las lágrimas- creo que no.

— Está bien- dijo rodeándola los brazos- tranquilízate

— Búscale, pregúntale que ocurre

— Está bien, enseguida voy a buscarle, pero primero tranquilízate, estate relajada

— Ve rápido, antes de que se vaya

— Está bien- dijo saliendo de la habitación con una bata encima del salto de cama

Salió de la habitación y bajó las escaleras corriendo, había gente en el salón y sabía que la miraron pero no lo pensó y salió al jardín, donde había un pequeño prado, probablemente Eduardo estaría allí, y exactamente allí le encontró bajo una árbol, con una botella de ron en la mano y la otra apoyada en la cabeza, estaba sentado y la miró al oír los pasos.

— Sabía que te encontraría aquí- le comentó- este árbol también era mi preferido de pequeña, siempre que mi abuela me castigaba me venía aquí a llorar, pero nunca he probado a emborracharme bajo el árbol

— Déjame solo, por favor- la habló y reparó en que llevaba solo la bata y comenzó a reír- si tu hermano te ve te azotará en el trasero, yo lo haría

— Es mi casa, puedo vestir como quiera, tengo que hablar contigo

— Estoy borracho, no debes hablar con hombres borrachos- dijo mientras intentaba levantarse pero se tropezaba y se sentaba otra vez

— ¿Qué te ocurre?- dijo acercándose a él para ayudarle a levantarse

— Nada, solo bebo para olvidar

— Para olvidar que has hecho daño a la mujer que amas- le espetó un poco furiosa

— No, para olvidar que no puedo casarme con ella- dijo apoyándose en ella para levantarse

Comentarios

Beatriz Bragança ha dicho que…
Hola,Tamara
Estou há muitos minutos a tentar tecer um comentário.Não se viam as palavras que eu escrevia.Quando sombreava o texto aparecia em azul e, ao tentar continuar, desaparecia tudo.
Queria comentar o episódio do dia 18 de julho e não consegui.
Bom fim se semana.
Um beijinho
Beatriz
Mela ha dicho que…
¡Pobre Lorena! Buen disgusto tenía... a ver si Radians averigua por qué razón Eduardo no puede casarse con ella
Besos
Yessy kan ha dicho que…
Eduardo escucha siempre a Radians. Estoy segura ella arreglara todo para ambos.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor