Una nueva vida 48



Esa noche durmió muy mal y a la mañana siguiente no quiso levantarse de la cama, le dijo a la criada que se disculpara que estaba indispuesta, después una de sus viejas amigas había ido a visitarla y la había contado la fiesta de la noche anterior y como Lady Ana había dicho que José la pediría en compromiso y la verdad es que el joven la había dado muchas atenciones la pasada noche. Cuando su amiga se marchó Radians, estuvo llorando toda la mañana, ninguna de las criadas fueron a molestarla ya que ella había pedido que no lo hicieran y no recibiría visitas, no desayunó, ni tampoco comió nada, a la hora de la cena, llamó a Mary y la pidió que se la subiera al cuarto.

José y Roller habían estado toda la tarde en la casa y ambos habían preguntado por ella a la hora de desayunar, como no habían bajado también preguntaron por ella a la hora de comer y Mary la dijo que habían preguntado también por ella a la hora de cenar.

— Señorita, tiene mala cara- la comentó la criada- ¿está enferma?

— No, no se preocupe, pase una mala noche y necesito descansar, mañana estaré bien- la comentó y fue exactamente lo que la criada les dijo a Roller y a José.

Pero esa noche Radians tampoco pudo dormir, sería verdad que se estaba enamorando de ese hombre, sabía que ya le había querido antes, pero él la llamó prostituta, aunque después la había pedido perdón, no podía haberse enamorado de un hombre así, encima él iba a pedir a Lady Ana matrimonio. No, decidió apartarle de su cabeza.

A la mañana siguiente Radians tampoco bajo a desayunar, se pasó el día en su cuarto, recibió la visita de una amiga que la dijo que los rumores de José y Ana eran cada vez más fuertes, ya que él había ido a visitarla esta mañana y la había invitado a pasear. Cuando su amiga se marchó, Radians decidió que bajaría al salón, José no estaría ya que había invitado a Lady Ana a salir y así no le vería, pero ni siquiera se vistió, bajo en salto de cama y bata, ya que solo su hermano estaría abajo.

— Hermana- se levantó Roller del asiento que había tomado en el salón cuando la vio bajar- ¿te encuentras bien?- la preguntó al ver su estado, pues no se había arreglado

— Sí, no pude descansar tampoco esta noche, me dolía un poco la cabeza- le mintió- ¿no tienes visita?

— No, José me dijo que vendría a cenar y preguntaría por tu estado de salud, ¿cenarás con nosotros?- la preguntó su hermano

— No, prefiero descansar, ¿lo has pasado bien estos días?

— Si supieras lo que se rumorea por ahí, estarías molesta- le dijo su hermano.

Comentarios

Trinity P. Silver ha dicho que…
Se queda en lo más interesante ;)
Besos
CHARO ha dicho que…
Me has dejado con la intriga de esos rumores.Besicos
Mela ha dicho que…
No creo que José le vaya a pedir a Lady Ana que se case con él... seguro que son falsos rumores
Besos
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy yo creo que esos rumores lo saca la resbalosa Ana. Re mando un beso y buen fin de semana

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Hagamos