Una nueva vida- Capítulo 45.4


— Roller, me encuentro bien- le comentó Radians esbozando una sonrisa que tranquilizó a todos sus amigos y como si fuera digno de una princesa les entregó su mano para que se la besasen- pero ya nos conocíamos, ¿verdad, Lord Mateo?- le comentó a su hermano

— Si milady, en verdad está usted bastante cambiada, la nueva vestimenta le queda realmente bien

— La he elegido yo- se piropeó así mismo Roller- pero la verdad es que la belleza de Radians luce por sí sola, ¿querida, estas segura de que te encuentras bien?

— Fue de la impresión, estoy segura de que estaré mejor después de comer algo, ¿qué tal sus hijos, Lord Mateo?- dijo sin dirigirle ni una sola mirada a José- ¿le importa que le llame por su nombre de pila? No termino de acostumbrarme a esta clase de tratos

— No, no me importa- la dijo Mateo y miro a Lorena que sonreía del brazo de Eduardo y después se apartaron al parecer para ir a coger una copa- mis hijos están muy bien, pero al parecer, usted lo sabe mejor que yo

— De saber que los conocías- interrumpió Roller, al notar un poco de tensión- no te los habría presentado- la comentó- bueno, ¿de qué os conocéis?- le preguntó a José que estaba muy callado

— Éramos viejos amigos, ¿verdad, señorita?

— Si, trabaje para ellos- sonrió Radians- en la finca donde trabajaban Ascra y Nicolás

— Entonces me temo, que este es el hombre al que le debemos una deuda- comentó Roller mirando a su hermana que ya recuperaba el color de las mejillas

— Si- habló Radians- y me gustaría que se la pagaras cuanto antes, no me gusta deber nada a nadie, Roller, discúlpame- dijo separándose del brazo de su hermano- el señorito Alejandro de Medin reclama mi presencia con una sonrisa- sonrió a los dos hombres que estaban frente a ella

— Espero que luego me dedique un baile- la preguntó José antes de que se fuera

— Por supuesto, no me niego a nada- sonrió con indiferencia

— Será en honor a la amistad- ironizó José 

— Con su permiso, señores- se despidió Radians y se marchó con el caballero del que había hablado

— ¿De qué debe una deuda?- preguntó José

— Ella me ha contado todo, no importa que antes hubiera trabajado, ya no lo volverá a hacer, me dijo que estuvo muy enferma y que usted pago al mejor médico que encontró, si sois tan amables, pasar luego por mi despacho, tendré el dinero preparado y espero que os valga la cantidad que mi administrador ha calculado

— Pagué el médico porque estuvo enferma por mi culpa

— No diga tonterías, no se preocupe.

Comentarios

Mela ha dicho que…
¡Guau! Por fin se han visto José y Radians... me ha encantado
Ya veremos si bailan juntos... aunque solo sea por cortesía ;-)
Besos
CHARO ha dicho que…
La frialdad de Radians es asombrosa.Besicos
Ana Martinez ha dicho que…
La cosa se está poniendo muy interesante, Tamara! Un beso.
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy por fin se encontraron. Te mando un beso

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor