Una nueva vida 52.3


Durante una hora más nadie se acercó, Radians no sabía cuándo fue el momento en que dejo de oír a las personas congregadas a su alrededor y comenzó a imaginar cómo hubiera sido sino hubiera conocido a José, llegó un momento en la noche que ni siquiera le importaba lo que decían los demás.

Notó que todos se volvían al oír algún nombre importante, incluso sus amigos, pero hizo caso omiso y siguió sumida en sus pensamientos, todos parecían haber comenzado a rodearla y ella tampoco hizo caso, miraba a Lorena y la sonreía pero ni siquiera prestaba atención a lo que esta decía.

José bajaba por la sala junto a su padre y sus hermanos cuando la vio a lo lejos y sonrió a su padre haciéndole una señal sobre donde estaba, les comentó todo lo que había hecho, y su padre le dijo que ya lo sabía pero que suponía que él también lo sabría por eso no le había dicho nada.

José estaba seguro de que en cuanto Radians le viera intentaría irse, pero está o no lo vio o ni se inmutó de su presencia, José comenzó a oír las habladurías y pensó en lo crueles que habrían sido con Radians, nunca hubiera podido imaginar que un comentario pudiera ser tan cruel.

La gente les saludó al entrar, nadie esperaba que ellos fueran a estar allí y José lo advirtió cuando la gente empezó a decir que después de varios meses los amantes se volvían a reunir. José aguantó que la mayoría de los invitados se acercaran para saludarles, ya que además iba acompañado de sus hermanos, aunque habían decidido entrar poco a poco y reunirse al pie de las escaleras.

Aguantó diez minutos más que la gente los mirara y después como había planeado con sus hermanos Alfonso y Dolinda se adelantaron entre los que saludaban y se acercaron a Radians.

— Milady- oyó Radians cerca de ella y se giró para ver a Alfonso y a Dolinda- no sabíamos que vendría- le comentó Alfonso

— Yo tampoco sabía que ustedes vendrían- sonrió a Dolinda pues aunque José la hubiera causado mucho dolor los hermanos no tenían nada que ver

— Alfonso, no te conviene hablar conmigo, te lo digo de verdad, como amiga- les advirtió Radians y al ver que no se movían les explicó- podría arruinar vuestra reputación

¿De veras?- dijo Dolinda abrazando a su amiga- en verdad te he echado mucho de menos, deberías venir a visitarnos a la hacienda, desapareciste de ese modo que todos nos asustamos

Comentarios

Mela ha dicho que…
Bueno, pues José ha llegado a la fiesta... ya veremos que sucede
Los hermanos de José se están comportando muy bien con Radians
Besos
CHARO ha dicho que…
Ya tengo ganas de ue se vean Jose y Radians en esa fiesta.Besicos
J.P. Alexander ha dicho que…
Veamos que pasa con esos dos te mando un beso

Entradas populares de este blog

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO