Una nueva vida 54.3

Como ya os avisé, solo era la interrupción de un día para mostraros el vídeo, espero que os gustará, hoy continuamos con la historia que creo que se queda en un punto muy interesante.


Radians no le contesto y José deseó besarla y calmarla todo el sufrimiento, además quería que ella entendiera el porqué de todo lo que había hecho, en verdad nunca había deseado hacerla daño, pero si lo pensaba bien desde que él la conoció ella había tenido problemas, la mayoría de las cosas que la habían ocurrido habían sido por su causa directa o indirectamente.

— ¿Por qué has hecho lo de hoy?- preguntó Radians intentando controlar ese dolor de cabeza, que había tenido muchas veces en esas últimas semanas

— No sabía que mis palabras habían producido todo esto, llegué hace apenas unas horas a la ciudad y me lo comentaron en una taberna, así que supe que no era justo y decidí venir a demostrarlo, lamento la forma cruel en la que te hayan tratado estos últimos meses.

— No hacía falta que dijeras lo del compromiso- se tocó Radians la cabeza e hizo una mueca de dolor- si mi hermano y tú todavía no lo habíais roto, podíais haberlo hecho esta misma noche 

— Cuando firme el compromiso es porque quería casarme contigo, mis sentimientos no han cambiado hacia ti y deseo estar toda mi vida junto a ti, igual que espero que tú también lo desees o que por lo menos en un futuro, espero no muy lejano, logres aceptar que seré tu esposo, para lo bueno y lo malo y que siempre estaré contigo. 

— ¿Por qué quieres casarte conmigo?- le preguntó sorprendida ante tantas palabras dulces y bonitas- el matrimonio es para toda la vida, por lo menos yo lo veo así- le dijo cerrando los ojos unos instantes para aplacar el calambre en la cabeza que la producía el hablar Yo también lo veo así, Radians te deseo más de los que he deseado nunca a ninguna mujer, quiero casarme contigo para que ambos seamos felices y darnos placer mutuamente- la dijo observándola- ¿te duele mucho?

— Ya se está pasando- mintió reprimiendo las ganas de tocarse la sien por la punzada de dolor- no te preocupes 

— ¿Te casaras conmigo?- la preguntó – bueno, así no se hace la pregunta, ¿quieres casarte conmigo, Radians?

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Espero que la respuesta sea si.....aunque me sigue preocupando ese dolor de cabeza.Besicos
Trinity P. Silver ha dicho que…
Oh, qué romántico :)
Besos
Ana Martinez ha dicho que…
¿Qué le contestará Radians? Seguro que dice que sí. Un abrazo.
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy espero que sea que si esos dos pelean mucho
Mela ha dicho que…
También me preocupa ese dolor de cabeza y veremos qué contesta
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor