Una nueva vida 55.4


En el coche José se frotaba las rodillas con las manos, nervioso ante lo que iba a ocurrir, ni siquiera se fijaba en el paisaje por el que transcurría con el coche de la familia. En unas cuantas ocasiones, mujeres y caballeros le habían sonreído y expresado sus felicitaciones, así que José debía detener el coche y agradecérselo, pero la verdad es que hacía caso omiso. En lo único que pensaba era en cómo afrontar el tema de cómo había estado Radians estos meses y en pedirle disculpas.

Por nada del mundo quería que Radians pensase que se casaba con ella por pena, porque no era cierto. Pensó un segundo que nunca había estado así de nervioso antes por ninguna mujer. Cortejaría a Radians en la hacienda, ya que después de todo lo que había ocurrido se lo merecía. 

José sabía que aunque ella no lo amara por lo menos lo deseaba, ya que sino no hubieran ocurrido esos encuentros entre ambos. Radians tenía una forma de ser muy cambiante, tan pronto podía ser la mujer más dulce, como la más agria, tan pronto no la importaban los títulos, como hacía que se arrodillaran ante ella los inferiores, de repente era fría, unos minutos más tarde apasionada.

Era normal que siendo tan bella todo hombre la deseara, pero si quería ser sincero con su corazón, el sabía que no la deseaba solo, sino que la amaba, una palabra que jamás había pronunciado con otra mujer nada más que con ella. Y ella le terminaría amando, aunque tal vez ya le amaba y por eso había aceptado el matrimonio, no, ella no le amaba, Radians había sabido proteger su corazón y después de todo el daño que él la había causado no podía amarle.

José reía ante las actitudes que mostraba delante de ella o en lo referente a ella, si hubiera sido en otro momento, él era capaz de soportar que coquetearan con su compañera, era capaz de matar si se le ofendía en su honor y sin embargo con ella todo era diferente, la noche anterior, se había humillado diciendo que eran celos por todo lo que dijo de ella, le molestaba que coquetearan con ella, con tan solo la presencia de algún hombre que le diera sus atenciones, él ya se sentía enfermo de celos, hubiera podido matar si ella se lo hubiera propuesto y si alguien la hubiera hecho daño él no hubiera podido vivir sin ella.

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Pues ahora tendrá que convencer a Radians de todo lo que siente por ella.Besicos
Trinity P. Silver ha dicho que…
Muy romántico :)
Besos
Marta Máster ha dicho que…
Hola: acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas. Este post es muy romántico. En este momento he creado un blog dedicado a los jóvenes y al uso que hacen de las nuevas tecnologías. Te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy esperemos que José le muestre con acciones cuanto la quiere te mando un beso
Mela ha dicho que…
José siente y trata diferente a Radians porque la ama de verdad... a las demás mujeres no las amaba, solo las deseaba
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor